Las futuras redes de comunicaciones de alta velocidad basadas en tecnología de redes de ondas milimétricas (30-300GHz) tendrán más estabilidad y serán más eficaces a la hora de ofrecer vídeo, contenido y servicios multimedia de alta calidad a velocidades extremadamente altas, gracias a un innovador proyecto de investigación.

El proyecto se llevó a cabo en colaboración con Huawei Technologies y el IMDEA Networks Institute, organismo de investigación pionero en muchas tecnologías que se están desarrollando en la actualidad en el nuevo entorno 5G.

 

esquema de redes de comunicación

 

El doctor Joerg Widmer, investigador principal del proyecto y Director de Investigación de IMDEA Networks, lo explica como “exploramos cómo utilizar bandas de baja frecuencia para inferir las características del canal de las bandas de alta frecuencia de ondas milimétricas y para dar soporte a la red en lo que se refiere al seguimiento del haz, la estimación del ángulo de llegada y la información sobre ubicación“.

Así, se desarrollaron técnicas que mejoran el rendimiento en la banda de ondas milimétricas y reducen la sobrecarga a nivel del control que es necesario para operar la red.

Durante la fase experimental del proyecto se pudo demostrar que los mecanismos y algoritmos que se desarrollaron no solo funcionan en la teoría, sino también en entornos de red inalámbricos en el mundo real.

 

Esquema de Redes de Ondas Milimétricas del estudio

 

El trabajo ya se tradujo en dos aplicaciones patentadas y, en la actualidad, se está evaluando la viabilidad de una tercera.

 

Uno de los retos más importantes era estudiar la correlación de canales que pudiera permitir que la LF ayude a la HF.

 

En el estudio se tuvieron en cuenta infinidad de variables, como los escenarios, la energía y el retraso de la señal, el número de rutas y el número de antenas de cada sistema.

El equipo de IMDEA Networks lo integraron investigadores con conocimientos en lenguajes matemáticos y de programación, física de materiales, propagación de la radiofrecuencia y estándares de comunicación.

La aplicación de esta diversidad de conocimientos especializados, junto con la riqueza de recursos técnicos contribuyó a garantizar el éxito a la hora de alcanzar los objetivos del proyecto.