Cinco cosas de las que la gente se arrepiente antes de morir…

Nuestra amiga Esmeralda de Infoptimismo publicó recientemente en su Blog, hermanado con Cuentamealgobueno, una interesante noticia sobre el libro publicado por la enfermera de cuidados paliativos Bronnie Ware titulado “El top cinco de las cosas que añoran los moribundos” en el que narra su experiencia y explica cuales son las cosas que la gente que está en su lecho de muerte añora o aquellas de las que se arrepienten.

Cinco cosas de las que la gente se arrepiente antes de morir

Cinco cosas de las que la gente se arrepiente antes de morir

Según la escritora, los moribundos derrochan lucidez en sus últimos días de vida y muchos comienzan a pensar en cómo les gustaría vivir su vida si volviesen a darles esa oportunidad.

1. Desear haber vivido con coraje.

En el número uno de este top 5 está el deseo de haber vivido con coraje, haciendo aquellas cosas que a uno lo hacen felices y no tanto aquellas que los demás esperan de nosotros.

2. Haber trabajado un poco menos.

En el número dos está el deseo de haber trabajado un poco menos, un deseo que abunda, sobre todo, entre los moribundos de sexo masculino. En su lecho de muerte son muchos los que desearían haber dedicado más tiempo a los pequeños placeres de la vida y a las cosas que realmente les hacen felices.

3. Haber expresado a los demás lo que realmente sentían por ellos.

En tercer lugar, muchos anhelan no haber expresado a los demás lo que realmente sentían. Con el fin de no hacer daño a los seres más queridos, algunos esconden sus sentimientos y eso provoca que algunas personas vivan sus vidas de forma mediocre, negándose la posibilidad de convertirse en las personas que realmente deberían haber sido.

4. Haber mantenido contacto con los buenos amigos.

En cuarto lugar, el deseo de haber mantenido el contacto con los buenos amigos. En su lecho de muerte, según relata la escritora de este curioso libro, son muchos los que se dan cuenta de lo importante que habría sido mantener el contacto con los buenos amigos para que ellos pudiesen acompañarle incluso en la complicada etapa final.

5. Haber dejado a la felicidad entrara a sus vidas.

En último lugar, los moribundos anhelan en su lecho de muerte el haber dejado a la felicidad entrar en sus vidas. Lo que los demás piensan de uno mismo poco importa cuando te quedan unas horas de vida y son muchos los pacientes que, según la autora del libro, anhelan haber realizado más locuras y haberse preocupado menos por cosas sin importancia.

Fuente: Infoptimismo.

Ahora que conocemos esto, está en nuestra manos cambiar nuestra actitud y forma de comportarnos, para darle “la vuelta a la tortilla” y, llegado ese último día que estemos en esta vida, podamos mirar para atrás y decir lo contrario…

1. Me alegro de haber vivido con coraje.

2. Me alegro de no haber vivido para trabajar, sino haber trabajado para vivir.

3. Me alegro de haber expresado cada día a los demás lo que realmente sentía por ellos.

4. Me alegro de haber mantenido contacto con mis buenos amigos.

5. Me alegro de haber dejado que la felicidad entrara a mi vida y haber vivido cada día FELIZ.