Los soportes digitales siguen a la cabeza de las ventas y los soportes físicos se mantienen

El primer semestre de este año 2.017 ha resultado ser más que positivo para las ventas en la industria de la música en España. Promusicae, la asociación de Productores de Música de España, ha arrojado las cifras referentes a ventas y declaran que “después de la ininterrumpida sangría que el sector padeció entre 2001 y 2013, la actividad se recuperó con cifras aún moderadas en los tres siguientes años, pero durante el primer semestre de este 2017 ha experimentado un alentador crecimiento del 13,78% respecto a idéntico periodo del año anterior”.

Estas cifras se traducen en que los españoles han invertido, durante los seis primeros meses del año, 83,4 millones de euros en música. El éxito, dice Promusicae, se debe a la posibilidad de consumir música online sin necesidad de descargar los archivos.

Han aumentado los ingresos por las suscripciones de plataformas como Spotify, Apple Music, Google Play, Deezer, Napster o Amazon Music Unlimited, pasando de 17,6 a 24,9 millones de euros en ese semestre. Supone un incremento del 41%.

La principal necesidad, según la plataforma de productores, es que las suscripciones aumenten a las versiones Premium, es decir de pago, en vez de gratuitas, ya que de este modo la financiación es a través de publicidad.

De este modo, los ingresos del sector que provienen de la música digital son del 67,5% frente a los 32,5% de los soportes tradicionales.

 

Los soportes físicos

Las ventas de los soportes físicos también han sido más que alentadoras, aunque quedan claramente por detrás de las digitales. En el caso de los CD se espera un repunte en la segunda parte del año debido a los importantes lanzamientos que están programados.

Por su parte el vinilo goza de una segunda juventud, “los discos a 33 revoluciones dan el estirón desde los 2,7 a los 3,7 millones en ventas: un 38% más” ha manifestado Promusicae.

 

Fuente: 20 minutos