#SeMerecenUn10

Amigos de la Tierra propone esta ciberacción cuyo objetivo es lograr apoyo social para reducir del 21% al 10% el IVA aplicado a los servicios de reparación, segunda mano y alquiler

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “para lo que cuesta repararlo, mejor me compro uno nuevo”? y ese producto, que con un pequeño ajuste, pieza, recambio o arreglo, podría ser perfectamente útil, lo tiramos a la basura, ¡qué desperdicio!

Fabricar los productos de forma que se incentive y facilite su reparación, alargaría su vida útil, nos ahorraría dinero a los consumidores y, por su puesto, contribuiría a reducir la contaminación. ¿Interesa a los fabricantes? ¿podemos hacer algo al respecto los ciudadanos?

Al menos hay una ONG que sí está haciendo algo al respecto, Amigos de la Tierra, que acaba de lanzar la petición ‘#SeMerecenUn10’, una iniciativa con el objetivo de luchar contra la obsolescencia programada a través de la reducción del IVA aplicado a los servicios de reparación, a los establecimientos de segunda mano y de alquiler.

Reducir el IVA de las reparaciones, alquileres y segunda mano

Desde la asociación y, a través de la campaña, se pide al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que este impuesto pase del 21% actual al 10%. «Al reducir la carga impositiva sobre las reparaciones, y por tanto su precio, se fomentará la práctica de la reparación, el alquiler o la reutilización frente a la compra de productos nuevos y se incentivará a los fabricantes para que sus productos sean reparables y duraderos», explica Alodia Pérez, responsable de Recursos Naturales y Residuos de Amigos de la Tierra.

Un zapatero remendando unos zapatos. Profesiones que se merecen un 10

Un zapatero remendando unos zapatos. Profesiones que se merecen un 10

Esta ‘ciberacción’ busca concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de utilizar estos servicios tan positivos para el interés general y recoger firmas para conseguir que las instituciones, partidos políticos y distintos colectivos incentiven su creación y premien su labor. La iniciativa forma parte de la campaña Alargascencia, un directorio de establecimientos donde reparar, alquilar y comprar de segunda mano cuyo fin es ofrecer alternativas frente a la obsolescencia creado por la organización y sobre el que hablamos en enero en Cuentamealgobueno.

«En Amigos de la Tierra creemos que las empresas de servicios de reparación, alquiler y segunda mano realizan una imprescindible labor social y medioambiental. ¡Son clave en nuestro objetivo de acabar con la obsolescencia programada! Pero somos conscientes de que no basta con ponerles un sobresaliente, un 10. Son necesarias acciones de promoción desde diferentes ámbitos, especialmente, las administraciones públicas. Una de esas medidas debería ser la reducción del IVA aplicado a estos servicios, que debería pasar del 21% actual al 10%», mantiene Alodia Pérez.

Aportación del sector de la reparación, alquiler y segunda mano

El sector de la reparación, el alquiler y de segunda mano en España aporta un gran valor ambiental, tanto por alargar la vida útil de los productos, evitando la generación de residuos, como por el ahorro de recursos naturales al no tener que fabricar productos nuevos.

La ropa que no nos sirve podemos donarla a centros donde se le puede dar un nuevo uso o reciclarla

La ropa que no nos sirve podemos donarla a centros donde se le puede dar un nuevo uso o reciclarla

Sin embargo, no existe ninguna medida institucional para potenciar esta práctica. En cambio, esta iniciativa ya ha empezado a aplicarse en países como Suecia para favorecer las reparaciones, donde ya se ha eliminado la totalidad del IVA a estos servicios.

Estas son algunas de las medidas concretas que propone Amigos de la Tierra para luchar frente a la obsolescencia programada:

  1. Ampliación del período de garantía de dos a cinco años.
  2. Incentivos fiscales a productos duraderos y reparables.
  3. Incluir más productos en el listado de obligatoriedad de garantía o la disponibilidad de piezas de recambio.

La organización defiende que es necesario acabar con el modelo de usar y tirar y apuesta por un comercio local donde las personas y el planeta están en el centro de las decisiones. Por esta razón, anima a la ciudadanía a formar parte de esta iniciativa para reducir el IVA, una iniciativa que fomentará la economía local y un medio ambiente saludable.

Arreglar un ordenador o un componente electrónico puede ahorrarnos costes y contribuimos a mejorar el medio ambiente

Arreglar un ordenador o un componente electrónico puede ahorrarnos costes y contribuimos a mejorar el medio ambiente

Motivos por los que se merecen un 10

La ONG resalta diez motivos por los que estas empresas se merecen un 10:

  1. Más reparación supondrá que ciudadanía, empresas y administraciones públicas dejen de generar millones de toneladas de residuos. Permitiría reducir considerablemente el millón de toneladas de productos electrónicos que producimos en España cada año.
  2. La generación de menos residuos conllevará un ahorro de costes de gestión para ayuntamientos y comunidades autónomas, recursos que podrán destinar a educación, sanidad, dependencia u otros servicios para la ciudadanía.
  3. Productos con vidas útiles más largas y servicios de reparación menos costosos supondrán un ahorro para familias y empresas, contribuyendo a mejorar su situación económica, muy deteriorada como consecuencia de la crisis financiera de los últimos años.
  4. Dado que la mayoría de los servicios de reparación son ofrecidos en pequeños comercios locales, su fomento será un impulso para las pequeñas y medianas empresas, la principal fuente de empleo en nuestro país.
  5. La reducción de residuos hará menos necesarias infraestructuras de eliminación, vertederos e incineradoras que son responsables de la degradación de numerosos espacios a lo largo y ancho de nuestro país. Se reducirán, además, sus emisiones, que tienen graves impactos sobre la salud.
  6. Será una importante contribución a la lucha contra la exportación ilegal de residuos que afecta a países como Ghana, donde cada año van a parar millones de toneladas de productos informáticos y electrónicos procedentes de todas partes del planeta, incluida España.
  7. Permitirá reducir la extracción de minerales, especialmente en los países del Sur, que en no pocas ocasiones está asociada a impactos negativos sobre los ecosistemas y los Derechos Humanos de las personas que trabajan en la minería.
  8. Reducirá el consumo de agua a nivel global, un recurso imprescindible y cada vez más escaso. En este sentido, recordamos que la producción de una camiseta de algodón requiere de 3.900 litros de agua y la de un teléfono móvil de más de 12.000.
  9. Se reducirá el uso de energía para la producción de nuevos bienes de consumo, con la consiguiente menor contribución al cambio climático. Por ejemplo, la producción de un ordenador requiere de 5.300 kWh de energía, el gasto medio de una familia española de cinco miembros durante casi 20 meses.
  10. Disminuirá la presión sobre determinados recursos naturales en lugares muy concretos del planeta como la República Democrática del Congo, que son fuente de conflictos armados con graves consecuencias para las poblaciones civiles locales.

Más información y recogida de firmas en: http://semerecenun10.tierra.org/.