Fundación Juan XXIII Roncalli y Cruz Roja organizan una Comida de Reyes Solidaria para más de 130 personas en riesgo de exclusión

  • Los menús, con Roscón de Reyes incluido, han sido elaborados por RONCALLI Catering gracias al margen social de su servicio de Cestas de Navidad para empresas, y se enmarca en un acuerdo con Cruz Roja que supondrá nuevas acciones a lo largo de 2020.
  • El margen solidario de este servicio ha permitido acciones como esta comida navideña o el reparto de juguetes para niños con familias en situación de vulnerabilidad, no solo generando empleo para personas con discapacidad intelectual, sino demostrando además que las persona con discapacidad también pueden contribuir a ayudar a otros colectivos.

La Fundación Juan XXIII Roncalli, entidad ha organizado este fin de semana una comida de Reyes Solidaria para personas refugiadas y/o en situación de vulnerabilidad en uno de los centros de Cruz Roja en Madrid.

Así, la fundación que lleva más de 50 años trabajando por la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual y/o enfermedad mental, ha repartido este fin de semana más de 130 comidas.

Esta acción ha sido posible gracias al margen solidario del servicio de Cestas de Navidad que la Fundación ofrece a empresas cada año. Un servicio que permite facturar cada periodo alrededor de 4 millones de euros y que hace posible realizar acciones de este tipo a lo largo de todo el año, destinadas a personas en riesgo de exclusión social.

Comida de Reyes solidaria- Fundación Juan XXIII Roncalli-Cruz Roja

Comida de Reyes solidaria- Fundación Juan XXIII Roncalli-Cruz Roja

Entrega de juguetes

A esta acción, que no es la única prevista con Cruz Roja para este 2020, se ha sumado en estas fiestas navideñas una entrega de juguetes de la mano de la empresa Kairos que han sido repartidos a familias en riesgo de exclusión atendidas por Cruz Roja para que todos los niños puedan tener un regalo esta Navidad.

“El compromiso de nuestros clientes hace posible acciones como esta, ya que no solo contratan nuestros servicios por su calidad, sino por su carácter social al generar empleo para personas con discapacidad y por destinar su margen a acciones de este tipo, que contribuyen a que también nosotros, incluso teniendo ya un carácter social por nuestra propia misión, ejercitemos nuestras responsabilidad social. Somos personas con discapacidad, pero también podemos y debemos contribuir con otras causas” ha declarado Mar Muñoz, Directora de Recursos Corporativos de FUNDACIÓN JUAN XXIII RONCALLI.

De esta forma, la contribución del tejido empresarial a través de la labor de la Fundación es clave, no solo para seguir apostando por la inclusión sociolaboral de las personas con discapacidad, sino también para remar juntos en favor del progreso social, con oportunidades para todas las personas, especialmente para quienes requieren mayores apoyos.