¡Seguiremos!

Tristemente, a menudo encontramos motivos por el que protestar, sin pararnos a pensar que existen otras razones más importantes  por las que realmente lamentarse. Ejemplo de superación, fuerza y optimismo en los peores momentos son los protagonistas del nuevo videoclip del cantante Macaco: un grupo de niños pacientes del Hospital Sant Joan de Déu, sus familias, profesionales y voluntarios del centro. ¿El motivo? Animar a la población a hacer donaciones para la investigación del cáncer infantil, al mismo tiempo que nos puede servir de ayuda y reflexión para saber qué es lo que debemos valorar a diario, qué es lo que verdaderamente merece la pena.

Niños del hospital con el lipdub de Seguiremos

Niños del hospital con el lipdub de Seguiremos

Entre las frías y sosas paredes del Hospital, Paula, una paciente de 12 años, planteó la genial idea de hacer un videoclip en el que todos los niños del servicio de oncología cantaran y bailaran para mostrar a la sociedad que aunque están enfermos, tienen esperanza y alegría, a la vez que intentaban animar a la población a hacer donaciones para la investigación en nuevos tratamientos, ha informado la compañía discográfica EMI.

Ante la prometedora idea, la dirección del hospital junto con el resto de profesionales dieron su consentimiento mostrando su apoyo a esta iniciativa y, con la colaboración de EMI y el programa “40 principales”, consiguieron que Macaco cediera el uso de una de sus canciones, Seguiremos, para la grabación del videoclip. El propio cantante quiso implicarse personalmente en el proyecto y dar su apoyo a la causa participando en el videoclip.

El Hospital Sant Joan de Déu es un centro de referencia en el tratamiento e investigación de las enfermedades oncológicas infantiles que aplica un modelo donde la asistencia y la investigación se integran con el objetivo de trasladar lo antes posible al paciente los avances en investigación.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8WATgU5PduE[/youtube]

Ésta no es la única iniciativa que se ha llevado a cabo. Ya hace varios meses, la plantilla del Seattle Children Hospital, en EE.UU, accedieron a paliar las tedias horas de tratamiento y pasar a divertirse, mostrándonos la cara más entrañable y optimista de estos chicos. El sentimiento de superación es el mismo en cualquier rincón del mundo, sentimiento de vital importancia para plantar cara y demostrarnos que si ellos son capaces de sonreír, ¿por qué no lo intentas tú también?

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ihGCj5mfCk8[/youtube]