Un evento solidario que ha sido todo un éxito en Córdoba.

El Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba celebra lo conseguido.

Más de siete toneladas de alimentos serán repartidas en las próximas semanas por el Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba gracias a la iniciativa solidaria ´Kilochef´, organizada en la capital cordobesa por el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3)

Kilochef 2013 - Foto Banco de alimentos Medina Azahara de Córdoba

En ella, participaron el pasado sábado 17 chefs andaluces. Miles de cordobeses pasaron por el Mercado Victoria para canjear alimentos por las tapas de alta cocina elaboradas por los cocineros.

Kilochef 2013 asistentes cordobeses acudiendo al evento solidario - Foto Banco de alimentos Medina Azahara de Córdoba

Según ha informado el ceiA3, ´Kilochef´ ha logrado reunir:

  • 2.380 latas de conserva de pescado.
  • 6.710 potitos.
  • 1.532 kilos de legumbres.
  • 518 kilos de verduras en conserva.
  • 1.267 litros de aceite.
  • 174 kilos de papillas infantiles de cereales.
  • 1.837 kilos de otros alimentos, como pastas, arroz o azúcar, entre otros.

Por parte de la organización se ha querido agradecer el esfuerzo realizado por el medio centenar de voluntarios, las 43 empresas e instituciones colaboradoras y, por supuesto, el trabajo de los cocineros.

Sobre el evento Kilochef

Kilochef es una iniciativa del CEIA3 con el objetivo de recoger el mayor número de alimentos para donarlos a una institución benéfica. Varios de los mejores cocineros y restaurantes andaluces acudieron a la llamada, ofreciendo gratuitamente su trabajo, su prestigio y las materias primas pagadas de su bolsillo. Incalculable también la aportación de Bodegas Campos y de más de 40 empresas que colaboraron desinteresadamente.

Con tal planteamiento, no fue extraño que cientos, por no decir miles, de cordobeses asistieran al inacabado aún Mercado Victoria para probar las ‘castañitas en escabeche’ de El Faro (Cádiz), el ‘arroz meloso de choco’ de Acanthum (Huelva), la ‘semimojama de atún rojo de almadraba’ de El Campero (Barbate) o el exitoso ‘juego de chocolate’ de Horno Don Roldán (Fuente Obejuna).

La propuesta era sencilla, la paradoja también lo fue: tapas delicatessen para gourmets a cambio de alimentos no perecederos para las familias que tienen las despensas vacías. Un experimento culinario con maridaje perfecto entre algunas capas sociales que habitualmente se repelen. Simplemente genial.

El resultado fue una muestra gastronómica con nivel ‘estrella Michelín’, una cita solidaria con más 7.000 kilos de comida para el Banco de Alimentos Medina Azahara y hasta un evento de networking con el turismo y la agroalimentación como telón de fondo.

Córdoba, la ciudad en la que la palabra gratis llena estadios y forma colas kilométricas por un trozo de pastel, respondió de manera generosa a una iniciativa diferente. ¿Hace falta decir más?

Noticia encontrada en el Blog del banco de alimentos de Córdoba.