Homenaje María Villota, la primera española en la Fórmula 1.

“Siento que la vida es un ratito, un regalo”

No podíamos dejar de sumarnos desde Cuentamealgobueno al homenaje que todos los medios están haciendo a María Villota, la ex-piloto de Fórmula 1 que falleció ayer en Sevilla y cuya vida cambió por completo tras sufrir un serio accidente el año pasado, dedicándose desde entonces a ayudar a los demás, aportar luz a las personas y ser un ejemplo de persona que vive el presente.

María Villota - La Vida es un Regalo

María de Villota (Madrid, 1980) fue la primera española en entrar en la Fórmula 1, en su caso como piloto de pruebas de MarussiaEra hija de Emilio de Villota, piloto español que participó en pruebas de Fórmula Uno en los años ochenta. Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, su afición al automovilismo nació de niña de la mano de su padre.

En 1996 disputó su primera competición de karting, en la que logró su primera victoria y que supuso el comienzo de su carrera automovilística. Desde entonces compitió en diversas categorías de monoplazas, como la Fórmula 3 española, las 24 Horas de Daytona, las Euroseries 3000 y la Superleague Fórmula.

Fue la única mujer subcampeona de España (Fórmula Toyota, 2001), y la primera mujer en lograr la ‘pole position’ en el campeonato de Ferrari, en el circuito de Mugello, en 2005.

En agosto de 2011 María de Villota realizó sesiones de entrenamiento con la escudería Lotus Renault en el circuito francés de Paul Ricard, y sólo unos meses después, en marzo de 2012, fichó como probadora de la escudería de Fórmula Uno Marussia, para la que corría cuando sufrió el accidente.

La expiloto María de Villota, encontrada sin vida en un hotel de Sevilla, falleció por causas naturales. La autopsia practicada en el Instituto Anatómico Forense de Sevilla ha confirmado que la deportista, de 33 años y que sufrió en 2012 un grave accidente en el que perdió un ojo, ha muerto por causas “absolutamente naturales”, han informado esas fuentes.  La hipótesis que cobra más fuerza es que el fallecimiento esté relacionado con el accidente de hace año y medio.

Ejemplo de superación y actitud positiva.

El Libro de María Villota - La vida es un regalo

El Libro de María Villota – La vida es un regalo

“Siento que la vida es un ratito, un regalo, que no hay que tomársela muy en serio porque ni siquiera nuestra vida es nuestra”.

Mujer positiva y rompedora, Maria de Villota falleció justo tres días antes de presentar su libro ‘La vida es un regalo’, en el que cuenta con detalle el accidente y la recuperación, y relata el vuelco que dio su vida tras el fatal siniestro, y cómo se sobrepuso a la adversidad ayudando a otros.

“Y un día te das cuenta de que vivías dormido, pasabas a ciegas y sentías a medias. Si un accidente no ha parado en seco tu vida, vive soñando, pasea observando y ama apostando. Si un accidente ha parado por un momento tu vida, sabes de lo que estamos hablando. Este libro es para nosotros”, es el preámbulo del relato.

“Tener un accidente en el que pende tu vida puede ser algo terrible, pero, si logras salvarte para poder vivir dignamente, puede ser un regalo tan grande como para devolverte a la niñez, quitarte años de encima y la armadura, redirigir la vista hacia el alma y volver a sentir como si acabaras de nacer. Y es así, porque acabas de nacer”, relata María.

El siniestro que sufrió en julio de 2012 en el aeródromo de Duxford mientras realizaba unas pruebas de aerodinámica para el equipo ruso Marussia la apartó para siempre de las pistas“A veces duele tanto que te gustaría volver a correr, pero no pienso dejar de lado a los que ahora gritan en silencio por mi ayuda. Porque no muchos les oyen, como yo antes; pero ahora, desde que yo fui uno de ellos, no puedo ni quiero quitar ese dolor”.

Tras el accidente, la madrileña continuó con su recuperación y no se desligó de su mundo. Desde marzo de 2013 era la encargada de la Categoría de Monoplazas de la Comisión de Pilotos de la Federación Automovilística Internacional (FIA), junto a Karun Chandhok y Nigel Mansell. Además, colaboraba con la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, que ayuda a niños con enfermedades neuromusculares y mitocondriales. El pasado mes de julio se casó en Santander con Rodrigo García Millán.

De Villota cuenta que, si ha llevado su historia a un libro, es por ser “una mujer muy cabezota”“Dejadme -continúa- que me ría de esta broma macabra, ya que gracias a esta cabeza dura que tengo pude salvar mi vida”. También cuenta el día en que, estando convaleciente, le cortaron el pelo, cuando tuvo su primer parche, cómo optó por hacerse la dormida la primera vez que le preguntaron por su ojo, o cómo se sintió al volver a pisar la arena de la playa. Cómo el Whatsapp fue su aliado para retomar el contacto con sus amigos, cuando se sentía demasiado agotada como para hablar por teléfono. Y rememora su infancia, su carrera, lo difícil que le resultó, como mujer, moverse en un mundo -el del motor- copado por hombres.

“Algunos dicen que estoy tan sensible porque mi accidente es aún muy reciente. Apenas ha pasado un año… Pero por eso precisamente escribo este libro ahora, porque no quiero que el tiempo borre cómo me siento, veo y pienso en este momento (…) El mensaje tan importante que quiero contaros (…) es que hasta cuando te estás muriendo puedes decidir si sigues luchando o abandonas el barco […] Y sí, decidí seguir luchando”.

Y justifica el porqué de su libro: “Deseo que, sin pasar por un accidente como el mío, podáis sentir la alegría de estar vivos y disfrutar del regalo de la vida”.

En la siguiente entrevista relata cómo superó el duro accidente, habla sobre el vuelco que dio su vida tras el fatal siniestro y cómo se sobrepuso a la adversidad ayudando a otros:

Vídeo: Cara a Cara María de Villota 8 octubre 2013Cara a Cara María de Villota 8 octubre 2013 –

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FxRBNNoRVso[/youtube]

Descansa en Paz María, gracias por tu luz.