Office Fitness.

Esta buena noticia es para aquellas personas que se encuentran muy ocupadas y que consideran que no tienen tiempo ni para hacer ejercicio: el secreto para encontrar ese tiempo es aprender cómo reconocer y convertir los tiempos muertos en oportunidades de hacer ejercicio.

Ya no tienes excusas para estar en forma

Pasar demasiado tiempo sentado es un hábito de trabajo nocivo del mundo actual, tanto para aquellos que trabajan en una oficina, como para los que viajan. Las necesidades de hacer ejercicio nunca han sido tan grandes como ahora.

La mayoría de las personas que no hacen ejercicio suelen decir que no tienen tiempo para ello. Aquí está la clave: si estás respirando ahora, entonces tienes tiempo para hacer ejercicio. Unos pocos minutos sueltos de ejercicio realizado aquí y allá a lo largo del día, se suman de manera significativa cuando se tiene en cuenta el efecto acumulativo.

Lo más importante, es que necesitarás expandir tu paradigma mental de cómo el ejercicio se puede realizar y ser incorporado a tu día a día. Conforme se va perdiendo la resistencia a hacer ejercicio, comenzarás a hacer cambios en tu agenda que darán al ejercicio físico la prioridad que le corresponde.

Ejercicios de Fuerza.

Unos pocos minutos sueltos pueden usarse para hacer ejercicios de fuerza, ya que el ejercicio cardiovascular requiere más tiempo seguido. El ejercicio aeróbico es importante, pero también lo es el entrenamiento de fuerza, especialmente conforme pasan los años. Caminar o trotar (jogging) por ejemplo, que tan beneficiosos son para el cuerpo, no ayudan sin embargo a mantener fuertes los músculos de la parte superior .

Los ejercicios de fuerza aumentarán gradual y naturalmente tu metabolismo, a la vez a que tus músculos se desarrollan, porque el músculo en reposo quema más calorías que la grasa en reposo.

Quizás hasta tu jefe pueda animarse a practicar algunas de estas técnicas de office fitness si le transmites el hecho de que el ejercicio activa tanto la mente como el cuerpo… quizás te atrevas a proponerlo en la próxima reunión. Cuanto más tiempo pases en la oficina, mayor es la necesidad de estrategias de “office fitness”.

Puedes colocar pesas de mano en tu puesto de trabajo o en la sala de descanso (si la hay) Comienza con pesas de entre 2 y 2,5 Kg. Podrás hacer diferentes movimientos de aumento de fuerza del cuerpo mientras estás sentado o de pie, como los que se muestran en el siguiente vídeo:

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=mgQ7oNxQCo0′]

Trucos para Hacer Ejercicio en la Oficina:

  • Si alguna vez has tenido una llamada larga de teléfono y te has quedado ahí sentando mientras hablabas por teléfono, entonces has perdido una oportunidad de ejercitar tu cuerpo.
  • Si has caminado a la máquina de café o a la fuente de agua, podrías haber usado 30 o 60 segundos para hacer unos movimientos de fuerza con tus mancuernas.
  • Normalmente hay oficinas que aceptan pausas para fumar… utilízala tú para hacer algunos movimientos.
  • Al principio y al final de tu tiempo de comida, dedica un minuto o dos a hacer unas pesas.
  • Ponte alarmas. Especialmente si trabajas mucho con el ordenador, ponerte una alarma en tu teléfono para levantarte y quedarte parado durante cinco minutos de pie, ir a caminar durante cinco minutos.
  • Cuando termine la jornada, antes de irte dedica un minuto a mover también el cuerpo.
  • ¡Cambia el ascensor por las escaleras! La gurú de la gimnasia, Rosemary Conley, sugiere subir y bajar escaleras en casa, en el edificio o en el trabajo. “Es gratis, es fácil, no tiene por qué llevar tanto tiempo y te deja sin aliento”, dice.

Y en Casa:

  • Si tienes que esperar unos minutos a que la lavadora o la secadora termine, ten a mano tus pesas.
  • El tiempo de espera para que la comida termine de hacerse/calentarse, es otro bueno momento para aprovechar y hacer algo de ejercicio.
  • Los anuncios en la tele… se pasarán más rápido ahora.
  • Mientras tu ordenador o tu teléfono móvil se reinician… acabas de ganar otro minuto.
  • Vístete en casa con ropa holgada y cómoda, de tal forma que cuando se presente la oportunidad puedas ponerte sin más.
  • La plancha, una actividad odiada por muchos, es el mejor ejercicio para mejorar tu fuerza, afirma Elliot Lake, director general de Bootcamp Pilates.


  • Pasa más la aspiradora.

    “Es un trabajo duro y puedes terminar sudando mucho”, dice Conley, quien dirige una sesión de ejercicio cada día a las 20:00 desde su cuenta de Twitter.

  • “Lavar el auto también es bueno, como lo es hacer jardinería o cortar el cesped”

    El beneficio, dice Conley, es que estas actividades aumentan el ritmo cardíaco.

Trayectos de casa al trabajo y viceversa:

  • Camina. Si puedes ir andando al trabajo, eso que has ganado.
  • Piensa en usar la bicicleta, ya sea propia o de alquiler.
  • Aparca más lejos. Si tienes que ir en coche, puedes comenzar a dejarlo un poco más lejos cada vez, de tal forma que puedas andar unos minutos para ir y volver del trabajo.

Como base para tus nuevos hábitos para estar en forma, debe haber un nivel de deseo de llegar a estar en forma y saludable. Encuentra tu deseo y encontrarás tu camino. No permitas que una vida ocupada te prive de tener buena salud. Ninguna excusa será nunca una razón para no hacer ejercicio.

Fuentes: