‘We can do it’

CP Swagger.

Demostrando el cariño hacia su hermano con un gran gesto.

Hay un joven adolescente que no encontraba palabras para describir lo mucho que su hermano pequeño significaba para él. En lugar de usar palabras para manifestar su cariño, decidió expresarlo con un gesto, ¡y vaya gesto!, ya que se echó a su hermano a la espalda y recorrió más de 60 km. cargando con él para mostrarle su admiración y ayudar a crear conciencia sobre la parálisis cerebral que sufre el pequeño de 7 años de edad.

Los hermanos Hunter y Braden Gandee caminando en una prueba que ellos mismos crearon y que les cambió la vida.

Los hermanos Hunter y Braden Gandee caminando en una prueba que ellos mismos crearon y que les cambió la vida.

Hunter Gandee es el nombre del joven héroe de catorce años, que se encontró con más dificultades de las que había imaginado durante la prueba, que se denominó ‘CP Swagger‘ [CP de Cerebral Palsy, parálisis cerebral].

El recorrido transcurrió desde el instituto del joven en la ciudad de Temperance hasta la Universidad de Michigan en Ann Arbor. El calor, la lluvia, la fatiga y los dolores enervaron a los hermanos durante los dos días que duró.

– Vídeo: Michigan Teen Carries Younger Brother 40 Miles(3:49pm) –

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=Bscoc9Zid24′]

Hunter abrazando a su hermano Braden, a quien le profesa un cariño ejemplar.

Hunter abrazando a su hermano Braden, a quien le profesa un cariño ejemplar.

Antes de comenzar, a las 8 de la mañana, el pequeño llamado Braden, dijo a los reporteros allí congregados: “Creo que esto va a ser genial… sé que será duro para mí y para Hunter, pero creo que podemos hacerlo”. [“I think it’s going to be great… I know it’s going to be hard for me and Hunter but I think we can do it.”]

Ambos, fueron acompañados por sus amigos, familiares e incluso de otros ‘luchadores’, ya que Hunter es aficionado a la lucha libre.

Inspirados por la valiente pareja, todos ellos se concentraron en la línea de meta en el campus de la Universidad de Michigan, donde fueron recibidos por un estruendoso aplauso y vítores de los que se habían reunido para ver a los chicos terminar la caminata de 40 millas (más de 64 km.)

Fuentes: