Mehmet Ali Ağca, ex-miembro del grupo terrorista turco de extrema derecha ‘Lobos grises’, indultado en 2000 por el presidente italiano Carlos Azeglio Ciampi, quien en 1981 hirió a tiros a Karol Józef Wojtyła, el Papa Juan Pablo II, acudió a su tumba cuando se cumplían 31 años de la visita que este le hizo en la cárcel romana de Rebbibia en 1983.

20150101

Ciro Benedettini, vocero de la Santa Sede, informó que dicha vista duró pocos minutos. Los empleados de la basílica retiraron las flores blancas más tarde, como las ofrendas de todo los visitantes.

Tras depositar las flores, Ağca fue conducido por la policía italiana a la comisaría romana de Cavour para ser interrogado y allí explicó que sintió la necesidad de realizar este gesto.

La televisión italiana trasmitió un corto vídeo en donde aparece el ciudadano turco aparentemente con un periodista italiano (filmador). Se escucha murmurar al visitante “¡Mil gracias santo!” y “¡Viva Jesucristo!”.

Benedettini dijo que no tiene asuntos legales pendientes en Ciudad de Vaticano.

Juan Pablo II visitó a Ağca en prisión en 1983 e intercedió ante la justicia italiana para que sea liberado, quien había sido condenado a cadena perpetua por perpetar el atentando de la Plaza de San Pedro. También estuvo 10 años tras la rejas en Turquía por asesinar a un periodista.

El seguidor del fallecido pontífice se encuentra en libertad desde 2010, después de haber estado preso en su país, extraditado desde Italia, por varios delitos.

Fuente: Wikinoticias.