“Tenéis la oportunidad de ayudar de verdad, de convertir un par de cañas en quitarle la sed a diez niños, de cambiar el pincho de medio día por una bolsa de arroz, una copa este sábado por pastillas potabilizadoras…”
-Paula Rivas, voluntaria.

Miles de personas y niños necesitan tu ayuda en Nepal. Foto de  Eric Montfort.

Miles de personas y niños necesitan tu ayuda en Nepal. Foto de Eric Montfort.

Paula Rivas, una voluntaria asturiana que estuvo en Nepal hace un año, está haciendo algo bueno desde España para ayudar a las víctimas del devastador terremoto.

Está ofreciendo su apoyo y tiempo para recaudar ayuda económica a las personas afectadas por el fuerte terremoto, asegurándose además de que esta ayuda llegue a quien debe llegar, que son las víctimas.

En el momento en que en Cuentamealgobueno nos hemos enterado de todo lo que esta chica está haciendo por los afectados del Terremoto, hemos querido ayudarla en todo lo posible.

Para ello compartimos aquí su historia y ponemos a su disposición el número de cuenta Paypal de Cuentamealgobueno, para destinar todo lo que nuestros lectores aporten a partir de ahora a ayudar a las víctimas del terremoto de Nepal.

Ayuda a Nepal a través de nuestra cuenta de Paypal:

“Algunas de las personas que conocí allí,en concreto con el chico que mejor me llevaba, Binish, por fin se ha podido poner en contacto conmigo, me ha intentado explicar la situación que están viviendo”. Explica Paula.

“No tienen casa, se les ha venido abajo, igual que a la mayoría de la gente que vive en esa zona de Kathmandu, está todo el mundo viviendo en la calle porque los terremotos se repiten, he estado allí y he visto que esa gente tiene lo suficiente para vivir al día, pero no mas, y ahora han perdido su casa, y aun así no he leído ni una queja de nadie”.

Según comparte Paula, de las personas que le han contestado, estas han sido sus palabras textuales: “we are good, thank God we are safe.” [Estamos bien, gracias a Dios estamos seguros] “Ni una palabra de su casa, he sido yo la que  base de preguntar me han ido contando”.

Tiendas de campaña para alojar a los damnificados por el terremoto de Nepal. Foto: Paula Rivas.

Tiendas de campaña para alojar a los damnificados por el terremoto de Nepal. Foto: Paula Rivas.

Según nos informa esta voluntaria, parece ser que la ayuda humanitaria está siendo retenida en las aduanas, que no las deja pasar, donde todo va muy lento, hay corrupción y gran falta de organización. Están dando tiendas de campaña y atención medica, pero no es suficiente.

El principal problema,“estamos hablando de miles y miles de personas”, aclara Paula, “son las tiendas de campaña, no tienen un techo donde cobijarse, porque no para de llover y no tienen con qué cubrirse, aunque me ha dicho que  la falta de agua potable esta empezando a alarmar a todo el mundo, y luego la comida… que están mal comiendo”.

“Este chico y su familia y su gente mas cercana esta haciendo trabajos voluntarios, intentan conseguir dinero de los mas ricos allí para hacer baños, comprar agua , ropa, y comida. Pensad que al perder la casa han perdido todo lo poco que tenían. Ellos en concreto están ayudando a niños que se han quedado huérfanos y mujeres viudas con hijos que tampoco tienen nada”.

Un edificio destruido por el terremoto. Foto: Paula Rivas.

Un edificio destruido por el terremoto. Foto: Paula Rivas.

“Chicos a mi me cuesta creerlo pero ahora  mismo hay gente sufriendo que lo ha perdido todo y no tiene ni para lo básico. Necesitan ayuda, y a mi me ha surgido la oportunidad de ayudarles. Sin ONG de Por medio, sin aduanas,sin gobiernos, sino de mano a mano, de tu a tu, confío cien por cien en ellos y es por eso que he decidido hacerles una transferencia con el dinero que consiga de aquí al miércoles.

Paula añade que va a poner una caja de donativos en un colegio que conocen su novio y ella en Sevilla y en otras dos farmacias que conoce en esta ciudad andaluza, donde ahora reside.

“Me han enviado una lista con las cosas que necesitan, son todo cosas materiales, y medicinas, pero entre los dos y sus seniors, hemos llegado a la conclusión de que es más eficaz realizar una transferencia, que ellos lo compren allí, porque así va a ser mas rápido.

Binish, el contacto de Paula en Nepal, se ha comprometido a hacer fotos de todo el proceso, que harán ver que están ayudando a todos los que puedan con ese dinero y que jamás lo mal usarían.

Paula con su amigo Binish de Nepal, que se encargará de canalizar las ayudas a quien más lo necesita.

Paula con su amigo Binish de Nepal, que se encargará de canalizar las ayudas a quien más lo necesita.

“Quiero recalcar una cosa que me ha llamado la atención y quiero que sepáis, desde que volví de Nepal he seguido manteniendo el contacto con ellos, siempre tenia algún privado en Facebook de alguien de allí, y con el desastre del terremoto, aun sabiendo desde aquí yo y otros voluntarios podemos ayudarles, supongo que se lo imaginarían…, de ninguno ha salido rogar  ni pedir ayuda, he sido yo que a fuerza de que me contara como están, me he sentido obligada a ofrecer mi ayuda, y él en ningún momento se ha referido a su situación, como motivo de la ayuda, sino a la inmensidad de personas y niños que no saben que va a ser de ellos”.

Amigos, de mi parte pero sobre todo de parte de Nepal, os digo que tenéis la oportunidad de ayudar de verdad, de convertir un par de cañas en quitarle la sed a diez niños, de cambiar el pincho de medio día por una bolsa de arroz,  una copa este sábado por pastillas potabilizadoras…

Voluntarios construyendo cuartos de baño para los afectados por el terremoto. Foto: Paula Rivas.

Voluntarios construyendo cuartos de baño para los afectados por el terremoto. Foto: Paula Rivas.

“Pensadlo bien, esta vez ayudar es fácil. Cualquier cantidad es bienvenida. Ultimo favor que os pido, os animo que hoy cojáis el teléfono y se lo contéis a vuestros amigos, padres, hermanos, al menos mi familia quiere donar, también mis amigos”.

Ayuda a Nepal a través de nuestra cuenta de Paypal:

Fdo: Paula y Nepal.