Terminar una carrera de 10 kilómetros no es tarea fácil, incluso aquellos que están buen preparados físicamente pueden tener problemas.

Una mujer llamada ‘Asia Ford‘ decidió correr su primera carrera de 10 kilómetros en Louisville (Kentucky, Estados Unidos), la llamada ’10k’ después de haber perdido nada menos que 90 kilos de peso.

Sin estar aún en el estado de forma que quería, decidió apuntarse a la carrera y darlo todo.

Durante la carrera, comenzó a tener dificultades para continuar por problemas respiratorios y físicos. Estaba apunto de abandonar la carrera cuando recibió el ’empujón’ que necesitaba.

Un oficial de policía de Louisville que se percató de la situación de la mujer, comenzó a dedicarle palabras de aliento y le ofreció su brazo para que pudiera apoyarse en él. Las fotos que tomaron de las escena lo dicen todo…

20150610-1

Asia explicó lo que había sucedido en un post en Facebook, “metí la pata y me olvidé de comer esta mañana, tenía los pulmones todavía recuperándose de una neumonía y encima de todo esto en la milla 4 mi hijo TJ tomó mi mano porque casi pierdo la respiración… pero un oficial de policía con llamado Sr. Gregory salió y tomó mi mano para terminar la carrera con mi hijo y yo y lo hicimos!!! Este 10k ha significado más para mí que cualquier carrera, así que mi mensaje de hoy es, tú no tienes que ser primero, ¡SIEMPRE QUE NO TE DERRUMBES Y TERMINES… YA ERES UN GANADOR!”

20150610-2

Desconocidos ayudando a desconocidos… ¡son estos actos amabilidad los que hacen que este mundo valga la pena!

Fuente: Hooplaha.