Thom Feeney recaudó más de un cuarto de millón de euros en 14 días.

Todo el dinero recaudado se va a destinar a la asociación Desmos, que ayuda a crear empleo juvenil en Grecia.

Thom Feeney, un joven inglés, decidió hacer algo bueno para paliar la crisis griega: iniciar una campaña de crowdfunding.

20150725-2-1

El joven, de 29 años de edad, se propuso como primer objetivo recaudar el dinero que de la deuda griega.

No se trata de Grecia, sino del pueblo griego, las clases trabajadoras y tratar de ayudar a otras personas corrientes en todo el mundo. Si los gobiernos, corporaciones o bancos no ayudan, ¿qué podemos hacer, sino unirnos. Si no llegamos al objetivo, al menos enviaríamos un mensaje maravilloso… Tú puedes hacer la diferencia.

Esto demuestra que muchas personas se preocupan por ayudar a la gente cuando más lo necesitan, no darles patadas cuando están abajo. Para ayudar a que una economía se recupere, necesitamos inversión y estímulo, no recortes y austeridad.

Al no alcanzar este primer objetivo, inició una segunda campaña de crowdfunding para recaudar un millón de euros que destinaría a una asociación dedicada a crear empleo juvenil en Grecia.

Aunque no ha conseguido el 100% de su segundo objetivo, el generoso joven inglés ha conseguido recaudar más de un cuarto de millón de euros en 14 días a través de donaciones de 14.000 personas de todo el mundo.

Su objetivo inicial: un billón y medio de euros para Grecia.

Thom creó inicialmente un proyecto en indiegogo, plataforma de financiación por crowdfunding, titulado «Fondo de rescate griego, [Greek Bailout Fund]» en la que se puso como objetivo recaudar 1.600.000.000€ (más de un billón y medio de euros).

Todo este entramado de Grecia está aburriendo. Los ministros europeos flexionan sus músculos y se posturan sobre si pueden ayudar al pueblo griego de no. ¿Por qué no nosotros, la gente, sencillamente les ayudamos?

La Unión Europea es el hogar de 503 millones de personas, si todos aportamos unos pocos euros, podemos conseguir que Grecia solucione este problema y que recuperen de nuevo el rumbo pronto. Fácil.

20150725-2-2

La cantidad que el joven se marcó, de 1,6 billones de euros, era, en sus palabras «lo que los griegos necesitan. Puede parecer mucho, pero es sólo un poco más de 3€ por cada europeo».

Esta primera campaña, recibió donaciones de cerca de 2 millones de euros, 1.930.577€, de más de 100.000 personas de todo el mundo, entre los que hubo en concreto siete individuos que aportaron cada uno 5.000€.

Pero Thom cometió el error de crearla con un importe fijo, de tal forma que, si no se alcanzaba la cantidad fija propuesta, se devolvería el dinero.

Lamentablemente esto fue lo que sucedió, no se alcanzó el objetivo propuesto en la campaña y tuvieron que devolver los cerca de 2 millones de euros recaudados a las 108,654 personas que los aportaron.

No darse por vencido…

El joven londinense no se desanimó y creó una segunda campaña económica de apoyo a los griegos, esta vez con una cantidad flexible, de tal forma que, aunque no se alcanzara el objetivo, esta vez sí se recaudaría realmente todo el dinero.

Esta segunda campaña no tuvo el mismo respaldo que la anterior, pero 13.885 personas la apoyaron y Thom logró recaudar la cantidad de 289,152€.

El dinero recaudado se entregará a Desmos, una organización sin ánimo de lucro que cuenta con una gran red de organizaciones benéficas en Grecia.

Con esta cantidad, Thom espera conseguir su principal objetivo: que la mayor cantidad de jóvenes griegos entre 18 a 28 años encuentren trabajo«quiero que los jóvenes tengan esperanza, para aprender habilidades, para impulsar su economía e invertir sus salarios de nuevo en Grecia. Estos jóvenes trabajarán en obras de caridad, tecnología y otras causas dignas para ayudar a la situación humanitaria y económica en su país».

A cambio, las personas que han contribuido aportando dinero, recibirán regalos griegos en función de la cantidad aportada: postales, botellas de vino griego u Ouzo.

 

Un joven emprendedor con vocación a ayudar.

Thom Feeney es originario de Yorkshire y está actualmente viviendo en Londres. La iniciativa que ha tenido ha coincidido con un cambio profesional suyo, ya que el 30 de junio dejó su empleo en Oliver Sweeney, una tienda de zapatos de Covent Garden para empezar un nuevo trabajo en WeWork, un espacio de co-working londinense.

20150725-2-3

Este lugar ofrece espacio y servicios compartidos para los jóvenes emprendedores que se alojen ahí y que conforman una comunidad que favorece la sinergias entre autónomos, startups, nuevas y pequeñas empresas.

Aquí Thom desempeña la profesión de «Associate Community Manager» y agradece a WeWork que hayan sido tan «amables al dejarme hacer un montón de entrevistas, cuando debería estar dedicándome a las habituales prácticas papeleo y del comienzo de un trabajo».

En este sentido Thom también es optimista respecto a los beneficios que puede llevarle su iniciativa a su nuevo entorno de trabajo, «Espero que mi experiencia al gestionar la “comunidad” generada entorno al rescate griego, me ayude con la comunidad de la que ahora voy a formar parte».