Un medicamento contra el cáncer podría limpiar el organismo de restos de VIH

Un equipo de científicos de la Universidad de California ha encontrado una molécula, utilizada hasta el momento en tratamientos contra determinados cánceres de piel, que logra acabar con los restos del virus del sida. Esta nueva partícula consigue detectar, despertar y eliminar totalmente los restos del virus que quedan tras las terapias contra la enfermedad.

20150805

Esta nueva molécula podría eliminar los restos de VIH latentes en las células. Imagen de Fotolia.

Durante estos últimos años, el cada vez más imparable avance de la medicina ha conseguido mejorar las condiciones de vida de los enfermos de sida, y al mismo tiempo reducir los índices de mortalidad a causa del VIH. Sin embargo, los expertos aún no han podido encontrar una cura definitiva que acabe también con los restos del virus que consiguen esquivar tanto al sistema inmunológico como a los fármacos antivirales. Ahora, este nuevo tratamiento que llega desde la Universidad de California podría proporcionar una cura completa que elimine de raíz este mortal virus.

Actualmente, los fármacos empleados contra el VIH sólo evitan la reproducción del virus sin conseguir acabar con los restos que quedan en las células y que pueden volver a atacar una y otra vez. Con el objetivo de lograr la erradicación completa, los investigadores están desarrollando una ambiciosa estrategia que han llamado ‘patear y matar’. Estos trabajos consistirían en hacer que los restos del virus se activen y ataquen las zonas en las que puede ser eliminado con la medicación tradicional.

20150805 (2)

Lazos rojos por la enfermedad de sida. Imagen de Daniel Sancho.

“Hemos identificado un medicamento –ya aprobado y utilizado en pacientes– que podría conseguir reactivar el VIH para erradicarlo definitivamente”, subraya Satya Dandekar, bióloga de la Universidad de California y coautora del estudio publicado en la revista PLos Pathogens.

Los expertos aseguran que todavía queda mucho trabajo por hacer. Sin embargo, como en todo oscuro túnel, siempre podemos encontrar la luz al final del camino. Este tipo de buenas noticias nos enseña que el VIH ya no es una sentencia definitiva. Aunque su cura total continúa siendo un auténtico desafío para la medicina, paso a paso se conquistan grandes montañas.

Fuente: 

Sinc