La alimentación veraniega: sana, equilibrada y rica en productos ecológicos

20150805-2-1

Refrescante cocktail de frutas. Imagen de caliopedreams.

Expertos coinciden en describir la alimentación veraniega como sana, equilibrada y, sobre todo, rica en productos ecológicos. Sin embargo, a pesar de los beneficios de la dieta estival, durante las vacaciones no sólo nos despreocupamos del trabajo, los estudios, las responsabilidades, los deberes, la rutina…sino también de nuestra alimentación. La profesora de Nutrición de la Universidad CEU San Pablo, María Achón, señala que es conveniente “realizar un reparto de alimentos en unas 4 o 5 comidas diarias, con una mayor cantidad de aporte energético en la primera mitad del día, entre el desayuno, una toma de media mañana y la comida”.

Además, si hay algo que caracteriza a los platos de comida en verano son sus intensos colores que rebosan de vida cualquier mesa rodeada de amigos y familiares. Frutas, verduras, zumos naturales llenos de frescor y ricos en vitaminas y altos porcentajes de agua en su composición. De hecho, todos los profesionales advierten de la importancia de ingerir grandes cantidades de agua durante los meses de verano. En estos calurosos meses, el aporte de líquidos a través de los alimentos es de necesidad primera debida a las elevadas temperaturas, con especial cuidado en bebés y personas mayores.

20150805-2-2

Variada carta de productos estivales. Imagen de Rafael Acorsi.

“Es importante ingerir unos ocho vasos diarios de agua y, en personas sanas, en cualquier caso, siempre que se tenga sed”, apunta la profesora, que también recomienda beber infusiones frías o batidos naturales, así como sopas frías como el gazpacho. Por otro lado, la experta en nutrición no recomienda el consumo de bebidas azucaradas y energéticas. Asimismo, como es natural, recomienda cuidar la manipulación de los alimentos,  su limpieza y proceso de refrigeración.

Durante las vacaciones pasamos mucho tiempo fuera de casa, pero esto no es excusa. Junto con los viajes, la diversión, el tiempo libre, el disfrute y el descanso debemos anotar en nuestras obligaciones veraniegas cuidar nuestra alimentación y aprovechar la rica y variada dieta que nos ofrecen los productos estivales. ¡Así que en verano, come sano!

Fuente:

Mindalia