• Ya es posible aprender a esquiar o a hacer snowboard sin necesidad de pisar la nieve y en solo un par de sesiones, sin tener conocimientos previos.
  • El Instituto Mixto Universitario Deporte y Salud de Granada ha desarrollado un simulador de esquí con un tapiz rodante de 12,50 x 6,55 metros, con una superficie esquiable de 48 metros cuadrados.
  • La instalación dispone de un gran espejo frontal que permite a los deportistas recibir información concurrente sobre su ejecución técnica.

El simulador de esquí desarrollado por el Instituto Mixto Universitario Deporte y Salud (iMUDS) de Granada cuenta con un tapiz rodante de 12,50 x 6,55 metros, con una superficie esquiable de 48 metros cuadrados. Permite ajustar la velocidad desde uno a 21 kilómetros por hora, y tiene una capacidad máxima para cuatro personas (380 kilos). El ángulo de pendiente del tapiz puede modificarse desde los 10 a los 19 grados, lo que en una estación de esquí real equivaldría desde una pista verde a una negra.

20150804-1-1

La instalación dispone de un gran espejo frontal que permite a los deportistas recibir información concurrente sobre su ejecución técnica con solo mirar su reflejo, además de la información que reciba de su profesor o entrenador in situ. Detrás de éste se sitúa el laboratorio donde se sitúan los investigadores del iMUDS, y desde donde pueden realizar y controlar grabaciones en vídeo de los esquiadores (en 2D y 3D) desde distintos ángulos.

Vídeo: Simulador de esquí alpino iMUDS – Ski Club Granada Julio 2015 –

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=91MaXaBxdwE’]

El responsable del simulador es el profesor del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada Pablo Jesús Gómez López. Durante la presentación, ha explicado que esta instalación «es perfecta para aprender a esquiar, perfeccionar y entrenar la técnica, entrenar la preparación física especifica e incluso ayudar a los deportistas que hayan padecido alguna lesión a volver a esquiar en su proceso de rehabilitación en cualquier momento del año. Se trata de un complemento una alternativa a las pistas de esquí de Sierra Nevada, ante la falta de nieve, estación cerrada por viento, o fuera de su horario habitual de apertura», ha agregado.

20150804-1-2

Además, el simulador supone «una optimización del tiempo útil de práctica empleado. Para realizar 30 minutos de trabajo efectivo esquiando necesitamos un día entero en pistas, por el tiempo que perdemos en los remontes durante la subida o espera en la cola, por ejemplo. Aquí, el tiempo que estamos esquiando se aprovecha al 100%, porque solo tenemos que colocarnos los esquíes y practicar».

El desarrollo ha sido financiado íntegramente por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y su construcción ha tenido un coste de más de 200.000 euros. En toda Europa, existen muy pocos simuladores de estas características, en países como Francia, Holanda, o Inglaterra.

En la actualidad, los responsables del Simulador de Esquí del iMUDS están preparando varios convenios de colaboración con diversas federaciones deportivas, y confían en que muy pronto las instalaciones puedan estar abiertas para todo tipo de público interesado en practicar deportes de invierno.

Fuente: sinc.