Científicos concluyen que la actividad física de alta intensidad ayudaría a combatir el cáncer.

Un grupo de científicos de la Universidad de Copenhague ha señalado que realizar ejercicio de alta intensidad podría ayudar a combatir el cáncer. Según este estudio, publicado en la revista Cell Metabolism, la actividad física de alta intensidad moviliza a las llamadas “células asesinas” del sistema inmunitario que destruyen las células cancerígenas.

20160217-1-1

Los científicos han comprobado estas premisas en ratones. En los ensayos, los ratones que corrían en la rueda giratoria se mostraban más capaces de combatir tumores, con una reducción de hasta el 50%, que los menos activos. Y es que, al parecer, la actividad física de alta intensidad, ayudaría a movilizar las células NK que atacan al cáncer.

“Se sabía que la infiltración de células NK puede controlar y regular el tamaño de los tumores, pero nadie había investigado cómo el ejercicio ayuda a regular el sistema, ha señalado Pernille Hojman, autor principal del estudio.

Por tanto, según este trabajo, la adrenalina liberada durante el ejercicio físico activa las “células asesinas” que se movilizan en el flujo sanguíneo y atacan los tumores de pulmón, hígado o piel implantados en los ratones.

Sin duda alguna, estas conclusiones suponen un importante avance en la investigación y la lucha contra el cáncer. No obstante, todavía resulta necesario comprobar si lo observado en ratones se confirma en humanos, así como analizar con detenimiento los efectos del ejercicio físico en los tratamientos contra el cáncer.

Fuente:

20minutos