El satélite Sentinel-3A de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha sido lanzado con éxito desde el Cosmódromo de Plesetsk en Rusia, en un lanzador Rockot y que llevará a cabo varias misiones de estudio de oceanografía, medio ambiente y cambio climático.

20160219-3

El Sentinel-3A, una de las piedras angulares del amplio programa europeo Copernicus (o Copérnico en Español), lleva una carga útil con cuatro instrumentos: un altímetro complementado con un radiómetro de microondas para medir la topografía de la superficie; y dos instrumentos que medirán de forma independiente el color y la temperatura de océanos y tierra, incluyendo lagos y ríos.

El satélite cuenta con tecnología a bordo de 11 empresas españolas: Airbus Defence and Space, Alter Technology, Crisa (Airbus DS), Elecnor Deimos, GMV, HV Sistemas, IberEspacio, MIER Comunicaciones Rymsa Espacio, Sener y Thales Alenia Space España.

Esta última ha participado además en la construcción del satélite Sentinel 3A. Por un lado suministrando el subsistema de transmisión de datos, encargado de la transmisión a las estaciones terrenas de los datos de observación, así como los equipos de comunicaciones para el control y monitorización de los satélites. Por otro, suministró elementos clave para dos de los instrumentos de observación.

Este satélite 3A dará cobertura sistemática de todas las áreas de tierra y océanos. Los datos recogidos por este satélite ayudarán a mejorar las predicciones tanto para océanos como para la atmósfera. También nos permitirá un mejor conocimiento del estado y salud de nuestros océanos, nos ayudará a gestionar mejor la pesca, agricultura, silvicultura, biodiversidad, recursos hídricos, salud pública, producción alimenticia y seguridad, y a monitorizar con precisión cambios en los niveles del mar y la reducción del hielo ártico.

«Este es el tercer satélite Sentinel lanzado en menos de dos años, un hito ciertamente especial. También marca el inicio de una nueva era para los servicios del programa Copérnico: proporcionará todo un abanico de nuevos datos con una cobertura sin precedentes sobre los océanos», explica Volker Liebig, director de los programas de observación de la tierra de la ESA

El satélite Sentinel-3A sigue al Sentinel-1A, construido también por la mencionada empresa española y lanzado el 3 de abril de 2014. La continuidad de los datos se asegurará mediante los otros satélites de las dos familias, Sentinel-1B/C/D y Sentinel-3B/C/D.

«Tras el éxito del lanzamiento estamos deseando ver cómo nuestros expertos preparan la entrada en servicio de esta misión – tal y como hicieron con los dos primeros satélites de la familia», explica Jan Woerner, director general de la ESA, que añade: «Estamos ante otro ejemplo más de la amplia gama de competencias de la ESA, que abarca desde el diseño preliminar hasta las operaciones de una misión en órbita».

El lanzamiento del Sentinel-3B está previsto en 2017 utilizando el lanzador ligero de Arianespace, Vega.