El doctor Cavadas extirpa con éxito un tumor gigante en la base del cráneo de un hombre.

El doctor Pedro Cavadas vuelve a acaparar titulares con una nueva proeza médica. En esta ocasión, ha logrado extirpar con éxito un tumor gigante en la base del cráneo de un hombre. El tumor había alcanzado un tamaño similar al de la cabeza del paciente.

El paciente, Mike Koech, un hombre de Kenia de treinta y seis años, padecía un tumor semimaligno en la base del cráneo. Tanto los médicos de su país como de la India habían considerado que era inoperable; sin embargo, en el hospital valenciano de Manises lo han conseguido tras cuatro intervenciones en cinco años.

20161205-1-1-cavadas-tumor

Mike Koech ya ha podido regresar a su aldea para cuidar de su familia “curado hasta el momento”, ya que se trata de un tumor que se reproduce. Además, el equipo médico también le ha implantado prótesis nuevas en sus piernas ya que cuando era pequeño perdió los pies en un incendio.

El pasado jueves en rueda de prensa, el doctor Cavadas, acompañado de Koech y del director quirúrgico del centro sanitario, Jesús Ángel Garijo, dio a conocer esta “historia de superación y coraje” que demuestra que es “un superviviente” y “duro como una piedra”.

En 2011, gracias a la intermediación de Cruz Roja, el doctor Cavadas encontró a Mike. El tumor que presentaba, un ameloblastoma gigante, no era benigno pero no generaba metástasis, por lo que Cavadas consideró que era quirúrgicamente tratable.

Por ello, con ayuda de su Fundación y del Hospital de Manises, lo trajo a España y le practicó una resección craneofacial y una reconstrucción microquirúrgica compleja para extirparle el tumor, que ya le había deformado parte de la cara, perdiendo incluso el ojo izquierdo.

En total, se le han practicado cuatro intervenciones ya que el tumor se ha reproducido en varias ocasiones, aunque cada vez con menor tamaño. Después de 2011, volvió a pasar por quirófano en 2013, 2015 y este mismo año. La Fundación realizará una próxima revisión en febrero para comprobar que el tumor no se ha reproducido.

20161205-1-2-cavadas-tumor

El doctor Cavadas ha subrayado que no se puede afirmar que esté completamente curado, pero sí se le ha conseguido “prolongar la vida y de buena calidad” ya que sin estas intervenciones hubiera falleció hace más de tres años.

El límite de las intervenciones, impuesto por Koech, es que le tengan que extirpar también el ojo derecho ya que entonces no podría seguir cuidando de su familia. Koech trabaja trasladando gente en su motocicleta y, además, también actúa de enlace para la Fundación Cavadas buscando pacientes que puedan ser tratados. En el peor de los casos, la Fundación Cavadas se ha comprometido a mantener a su familia.  

Koech ha explicado que antes de las intervenciones se sentía “débil”, pero ahora se siente “fuerte, contento y enormemente agradecido”. De hecho, en agradecimiento, Koech ha llamado a la pequeña de sus tres hijas Carmen, en honor a la madre del doctor Cavadas que falleció este verano: “debe de ser la única Carmen de Kenia”, ha apuntado Cavadas.

Fuente:

20minutos