Somos Seres de Amor Ilimitados.

En estas navidades en las que estoy pasando (por fin) más tiempo con mi mujer, los dos pequeñines y mis familiares y amigos, me reafirmo en mi creencia de que somos seres de Amor puro que estamos en este mundo para experimentar precisamente eso, el amor en todas sus facetas.

Y siendo como somos seres ilimitados, nos encarnamos en éste cuerpo limitado, en el que podemos quedar atrapados por los encantos del mundo material, físico y “mundano”, que no son pocos. Pero, tarde o temprano, tendremos que despertar a esa grandeza interior que somos, a ese sentimiento de unidad con los demás, con la naturaleza, con el mundo, con la vida.

Yo Soy Amor.

Yo Soy un ser ilimitado que toma conciencia de su infinitud desde su finitud…

¿Puede haber algo más hermoso? Es como emprender el camino de regreso a casa, al tomar conciencia que somos uno con todo, con la vida, con Dios, con nosotros, contigo, conmigo…

Meditando llego a ésta preciosa percepción, la de sentirse infinito desde un cuerpo finito, de sentirse eterno desde una vida temporal. Igualmente concibo que tengo muchísimo por mejorar, superar y avanzar, precisamente para eso estoy aquí y ahora.

Comparto ésta reflexión en voz alta, en lugar de escribirla en mi diario personal, animado por un amigo y lector del periódico, que nos invitaba a compartir más pensamientos y vivencias profundas que sucesos “normales”.

Y mi propósito para este año no es otro que:

¡Seguir avanzando!


¿Y tú?… ¿Cuál es tu propósito para 2017?

¡Compártelo en Cuentamealgobueno y haz que las historias de gente que está haciendo algo bueno por lo demás ven la luz!

>> ¡Compartir mi historia! <<