Exoesqueleto Atlas 2020

  • El exoesqueleto ha culminado las fases pre-clínica y clínica realizadas en el Hospital Infantil San Joan de Déu en Barcelona y el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.
  • La entidad patrocinadora del proyecto, Escribano Mechanical & Engineering, ha entregado esta semana el exoesqueleto al hospital de Barcelona.

La Atrofia Muscular Espinal (AME) es una enfermedad neuromuscular, de carácter genético, que se manifiesta por una pérdida progresiva de la fuerza muscular. Se considera la segunda causa principal de enfermedades neuromusculares, con una incidencia de 4 afectados por cada 100.000 personas.

Afortunadamente, hay un mecanismo para que las personas afectadas por esta enfermedad puedan moverse: utilizar un exoesqueleto. En ello llevan meses de investigación y desarrollo la empresa española Marsi-Bionics, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Fruto de esta colaboración se ha conseguido el primer exoesqueleto del mundo dirigido a niños de entre 3 y 14 años con atrofia muscular espinal, al que han llamado “Exoesqueleto Atlas 2020” y que se ha entregado esta semana al Hospital Sant Joan de Déu para su investigación clínica en el entrenamiento de la AME.

Poryecto EXOTrainer

Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto de investigación EXOTrainer, financiado por la Comisión Europea y en el que participaban el Centro de Automática y Robótica (CSIC-UPM), Marsi Bionics, y el propio hospital.

De esta forma se completa esta investigación única gracias a la cual el hospital de Barcelona contará con el primer exoesqueleto pediátrico portable del mundo, un extraordinario avance llevado a cabo por dos empresas españolas y el principal organismo de investigación del país.

El dispositivo, de 12 Kg de peso y fabricado con aluminio y titanio, está diseñado para ayudar al paciente a caminar, en algunos casos por primera vez. Este modelo en concreto posibilitará a niños con atrofia muscular espinal, llevar a cabo una nueva terapia, suponiendo una ayuda técnica a la movilidad espacial y al entrenamiento de la marcha.

En el acto de entrega participó uno de los niños que utilizará esta terapia y que realizó una demostración de su funcionalidad. También estuvieron presentes Ángel Escribano, presidente de Escribano Mechanical & Engineering; Elena García, cofundadora de Marsi-Bionics; y Manuel del Castillo Rey, Director Gerente del Hospital Sant Joan de Déu.

Se estima que existen en España 1.500 familias afectadas por AME, algunas de las cuales tienen más de un hijo afectado. El tratamiento actual de esta enfermedad es multidisciplinar y se centra en retrasar la aparición de complicaciones derivadas de la progresiva debilidad y pérdida de movilidad.

Se espera que en el futuro haya un exoesqueleto para cada enfermedad. Un nuevo consorcio liderado por Marsi Bionics en el que colaboran Escribano, el Hospital Sant Joan de Déu, el CSIC y Eurecat, está ya trabajando en un nuevo exoesqueleto para otra enfermedad neuromuscular, la más frecuente en la infancia: la Distrofia Muscular de Duchenne.