Esta reforma, que incluye los polémicos artículos 11 y 13, ha sido denunciada por la AEEPP

Se trata de una actualización del fallido “Canon AEDE” español, que supuso el cierre de Google News en España y el rechazo de millones de internautas

Los Estados miembros de la UE aprueban una serie de ambiciosas medidas destinadas a adecuar la legislación de residuos de la UE a los retos del futuroAún queda esperanza en Europa para mantener una Internet libre y si censura, ya que el Parlamento Europeo ha rechazado hoy la nueva reforma europea sobre derechos de autor.

Y lo ha hecho en una sesión histórica, ya que con 318 votos en contra, 278, a favor y 31 abstenciones, es la primera vez que el Parlamento Europeo vota en contra de un mandato procedente de un Comité.

Hace una semana, el Comité de Asuntos Jurídicos (JURI) pre-aprobó esta directiva, permitiendo que los eurodiputados decidiesen, si esta iniciativa pasa al Consejo Europeo, donde se decidirá su aprobación, o vuelve al JURI, donde se tendrá que elaborar un nuevo borrador.

Rechazo de múltiples organizaciones y colectivos

Multitud de organizaciones, entre ellas Wikipedia, que ha protestado cerrando su páginas, están en contra de esta nueva reforma porque consideran que "es una amenaza para Internet, tal y como lo conocemos"Multitud de organizaciones, entre ellas Wikipedia, que ha protestado cerrando su páginas, están en contra de esta nueva reforma europea sobre derechos de autor porque consideran que “es una amenaza para Internet, tal y como lo conocemos”.

En lugar de actualizar las leyes de derechos de autor en Europa y promover la participación de toda la ciudadanía en la sociedad de la información, la directiva amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la Web. Si la propuesta se aprobase en su versión actual, acciones como el compartir una noticia en las redes sociales o el acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en Internet; la misma Wikipedia estaría en riesgo.
Comunicado de la Wikipedia del 4 de julio.

Más de 150 organizaciones enviaron una carta a cada uno de los miembros del Parlamento Europeo, en la que les pidieron que rechazaran el mandato negociador, que avala la propuesta de aprobar los polémicos artículos 11 (impuesto al enlace) y 13 (obligación de filtrar los contenidos subidos a la red)

Presión de asociaciones editoriales como la AEEPP

La Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) y European Innovative Media Publishers, la coalición europea de editores innovadores de la que forman parte la AEEPP y otras 8 importantes asociaciones europeas del sector, se han sumado a la iniciativa, firmando esta carta.

La Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) se ha opuesto activamente a la reforma europea sobre derechos de autor. Foto de archivo

La Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) se ha opuesto activamente a la reforma europea sobre derechos de autor. Foto de archivo

La AEEPP, previamente, envió una carta a los eurodiputados españoles en la que expresaban su rechazo a la imposición de cánones obligatorios sobre sus contenidos, ya que «suponen un daño para los editores de noticias»

¿En qué consisten los artículos 11 y 13 de la reforma europea sobre derechos de autor?

Desde la AEEPP, asociación de editores de la que Cuentamealgobueno forma parte, explican en qué consisten estos dos polémicos artículos:

El artículo 11, también conocido como “impuesto al enlance“, dice que «se tendrá que enlazar a un sitio web de noticias de una manera que satisfaga las limitaciones y excepciones de las leyes de los 28 países que forman la UE, o se tendrá que obtener una licencia», es decir, algo tan absurdo como que habría que pagar cada vez que se publicara un enlace en Internet.

Por otro lado, el artículo 13, convierte a los proveedores de contenido en una especie de “policía del copyright“, obligados a tomar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento de los derechos de autor de todo el material que se suba a su servidor.

El artículo 13 amenaza a todo lo que hacemos en Internet

El artículo 13 amenaza a todo lo que hacemos en Internet

Es decir, Twitter o Wikipedia, además de foros o blogs, tendrán que vigilar y filtrar lo que suben sus usuarios para controlar que cumplen los derechos de autor.

Con 318 votos en contra, 278, a favor y 31 abstenciones, es la primera vez que el Parlamento Europeo vota en contra de un mandato procedente de un Comité

Vamos, lo que viene siendo tratar de ponerle puertas al campo. La cantidad de recursos informáticos y humanos que haría falta para cumplir con estos requisitos peregrinos sería tan desmesurada que haría inviable una Internet tal y como la conocemos.

Afortunadamente, la votación de hoy ha supuesto un varapalo para este intento de censura a Internet en la Comunidad Europea y ha prosperado el sentido común y la razón a la locura.