Una recaudación de fondos pone en marcha la Fundación Fontilles de lucha contra la lepra y otras enfermedades vinculadas a la pobreza. Una campaña para ayudar a las víctimas del ciclón Idai en Mozambique, el país más afectado por el paso del huracán.

De acuerdo con las cifras que publicó el Instituto Nacional de Gestión de Emergencias, la catástrofe causó la muerte de 446 personas y afectó de manera directa al menos a 518.000, entre las que se incluyen 110.000 rescatadas y decenas de miles que perdieron sus casas.

Además, el ciclón inundó amplias zonas de terreno, arruinando cosechas, dejando ciudades incomunicadas y destruyendo alguna de las principales infraestructuras de las provincias afectadas, así como numerosos colegios y centros de salud.

 

ciclón idai, mozambique

 

Naciones Unidas ya consideró que el huracán podría ser el peor desastre meteorológico ocurrido hasta la fecha en el hemisferio Sur.

Los fondos que se recauden se destinarán íntegramente a su socio local, Kulima, organización no gubernamental que desde 1984 trabaja en las comunidades rurales y periurbanas más empobrecidas del país.

La organización destinará la ayuda recogida en la campaña, accesible a través de la web fontilles.org, a la distribución de alimentos y filtros de agua potable, así como a la reconstrucción de escuelas primarias, la recuperación de fuentes de agua y la realización de obras de saneamiento.

 

El ciclón Idai causó la muerte de 446 personas y afectó de manera directa al menos a 518.000

 

La fundación es la entidad española referente en la lucha contra la lepra. Desde 1986 desarrolla proyectos de cooperación internacional con el objetivo de acabar con la lepra y sus consecuencias, especialmente en niños y niñas, así como con el resto de enfermedades olvidadas ligadas a la pobreza, y apoyar el desarrollo sostenible de las poblaciones afectadas.

Cuatrocientas mil personas se benefician durante este año de los 27 proyectos de cooperación internacional que desarrolla la fundación. 

En la actualidad, la fundación tiene dos proyectos de cooperación sanitaria internacional en Mozambique.