Los gastos fijos sumados a las facturas veterinarias durante esta pandemia han hecho que Wild Forest, la reserva de animales situada en el parque natural de Montserrat y dedicada a la recogida de especies salvajes en peligro, se encuentre en número rojos.

Sin embargo, su creadora la influencer Paola Calasanz no está dispuesta a abandonar el barco, y para remontar ha puesto en marcha un crowdfunding en GoFundMe a través del cual pide ayuda. El objetivo: sanear las cuentas de la reserva, saldar las deudas y continuar salvando a aquellos animales que lo necesiten.

“Durante estos meses que ha durado el Covid-19 hemos estado trabajando sin parar, sin apenas personal/voluntarios en la reserva y con muchos nuevos animales, rescates, veterinarios y gastos de construcción”, explican Paola.

El problema es que todas esas intervenciones, así como la actividad diaria de la reserva han ido generando unos gastos que no han podido subsanar, concretamente “las facturas han superado los 14.000€”, detallan en la campaña.

Y es que a pesar del coronavirus, en estos meses la familia ha aumentado, y a sus más de 100 animales se han sumado 30 nuevos, con los gastos de ingreso y revisión que ello conlleva.

A esto, además, hay que sumar la llegada de nuevos animales, en concreto cuatro gamos, visitas veterinarias rutinarias, imprevistos, cuidado y alimentación; lo que hace que mensualmente se necesite un gran volumen de donaciones que debido al coronavirus no ha hecho más que disminuir, relatan en la página de internet.

Por ello, desde la campaña cuyo objetivo económico es de 15 mil euros, piden la máxima colaboración: “Ojalá podáis ayudarnos con un pequeño donativo y podamos recobrar la normalidad enseguida. Sin vosotros la mayoría de estos animales no estarían vivos ahora mismo”, concluyen.

Puedes acceder a la campaña a través del siguiente enlace: https://gf.me/v/c/gfm/wildforestcovid