• Un grupo de científicos españoles del Instituto de Tecnología Química (ITQ), trata de convertir el CO2 en productos químicos limpios.
  • El equipo desarrolla tecnologías innovadoras con energía solar concentrada y catalizadores avanzados. Con ellas, pretenden convertir el agua y el dióxido de carbono (CO2) en productos químicos valiosos.

Un equipo de científicos españoles está desarrollando una serie de tecnologías innovadoras con las que convertir el CO2 en productos químicos limpios. Los investigadores trabajan en el Instituto de Tecnología Química (ITQ), un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

La investigación se enmarca en el proyecto europeo FlowPhotoChem. Dotado con siete millones de euros y enmarcado en el programa marco Horizonte 2020 de la UE.

En su estudio, recurren a la energía solar concentrada y catalizadores avanzados para convertir el agua y el dióxido de carbono (CO2) en productos químicos valiosos.

Así, “se reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero y se contribuirá a un planeta más limpio”, apunta el líder del proyecto Hermenegildo García.

Josep Albero, también del ITQ, recalca que “una de las mayores innovaciones del proyecto es el empleo de luz solar como fuente de energía para llevar a cabo la transformación del CO2”.

Un proyecto europeo en búsqueda de productos químicos limpios

Durante el proyecto, equipos de investigación de diversos países europeos desarrollarán materiales nanoestructurados, reactores innovadores y modelos informáticos avanzados.

De este modo, se ayudaría a construir un sistema modular integrado que utilizase luz solar concentrada para convertir CO2 en etileno. Este último, se trata de un valioso agente químico en la industria.

La investigación se enmarca dentro de El Acuerdo Verde Europeo. Con él, se pretende hacer que el clima de Europa sea neutral para 2050.

En este contexto, la estrategia Planeta Limpio para Todos establece objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de CO2 en la UE. La idea es alcanzar un 40% para 2030 y entre un 80 y un 95% para 2050.

Precisamente, uno de los mayores contaminadores de Europa es la industria química, que emite más de 145 millones de toneladas de CO2 equivalentes cada año.

“La sostenibilidad ambiental y la escalabilidad serán partes clave del proceso de diseño para asegurar el sistema en el futuro. Para garantizar que el sistema modular de FlowPhotoChem llegue exitosamente al mercado para reducir las emisiones de CO2, el equipo trabajará con empresas químicas que podrían usar la tecnología que se desarrolle en el proyecto”, concluye García.

Fuente: Agencia Servimedia.