El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico participó este miércoles en la liberación de un espécimen de tortuga boba (‘Caretta caretta’) en la reserva integral de Cabo de Gata (Almería).

En la suelta participaron también el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Almería. Así como la embarcación ‘Toftevaag’, perteneciente a la asociación científica Alnitak. Además, el animal va identificado con un microchip y con un transmisor por satélite. El cuál ha sido posible gracias a la colaboración de Eduardo Belda, de la Universidad Politécnica de Valencia, según informó Transición Ecológica.

La devolución al medio natural se llevó a cabo a unos nueve metros de profundidad. Con esta acción se pretende evitar que el animal pueda sumergirse demasiado rápido a gran profundidad y sufrir una embolia gaseosa en la descompresión inicial. Concretamente, la zona elegida para la suelta tiene una temperatura del agua de 23 grados y la tortuga boba tiene a su disposición recursos alimenticios.

La tortuga boba, bautizada como Paqui, fue rescatada el pasado 6 de mayo por el barco de las reservas marinas ‘Riscos de Famara’, perteneciente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Cuando lo encontraron, el animal presentaba una fuerte neumonía. Por ello, ingresó en el centro veterinario de la asociación para la protección y rescate de fauna Equinac, perteneciente a Transición Ecológica. Allí la tortuga boba recibió un tratamiento de sueroterapia. Para pasar, posteriormente, a alimentarse con boquerones, calamares y langostinos.

Tortuga boba: una especie vulnerable

La tortuga boba o común es una especie de tortuga marina altamente migratoria cuyas poblaciones se encuentran en un estado de conservación desfavorable. A nivel nacional, se encuentra incluida como ‘vulnerable’ en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, lo que implica la necesidad de establecer medidas de conservación específicas. Su distribución potencial abarca la totalidad de las aguas marinas bajo soberanía o jurisdicción española, así como otras aguas marinas, comunitarias y no comunitarias, donde operan flotas pesqueras españolas.

Las tortugas son especies clave en los ecosistemas marinos, ya que actúan al mismo tiempo como consumidores, presas y competidores. Además, trasportan nutrientes y energía desde zonas marinas ricas en nutrientes donde se alimentan hasta playas de anidación pobres en nutrientes. Por todo ello, se las considera indicadoras del buen estado ambiental del medio marino.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR