La expedición científica SOS Arctic 2022 salió ayer desde Barcelona rumbo a Groenlandia. Allí, permanecerá entre tres y cuatro semanas para estudiar el cambio climático en el Ártico. A través de un trineo de viento impulsado por cometas, que actuará como laboratorio móvil.

Se trata de la primera expedición polar con cero emisiones, según el equipo científico, dirigido por Ramón Larramendi, experto en tierras polares.

La empresa tecnológica GMV, el Ayuntamiento de Tres Cantos (Madrid), el canal de divulgación ‘MiDietaCojea’ y donaciones de particulares a través de una campaña de GoFundMe se encuentran entre los patrocinadores de la expedición.

Expedición SOS Arctic 2022

Esta expedición científica, promovida por la Asociación Exploración Polar, tiene como objetivo recoger muestras de hielo y aire en diferentes lugares y cotas de Groenlandia. Con el fin de analizar el alcance del cambio climático y prever las transformaciones que puedan darse en los polos. Con ello, se dispondría de información para diseñar medidas de protección del Ártico y el resto del planeta.

Además, la expedición busca desarrollar y poner a punto aparatos diseñados con el objetivo de explorar el sistema solar probándolos en entornos similares en la Tierra.

La expedición, compuesta por seis personas, entre las que participa Lucía Hortal como líder científica, realizará una travesía circular que recorrerá desde el oeste hasta el este de Groenlandia. Y se llevará a cabo a través de un trineo de viento impulsado por cometas.

Este trineo de viento, creado y diseñado por Larramendi y en plena fase de innovación continua desde 1999, es el primer vehículo eólico movido por energía eficiente con cero emisiones. Toda la energía necesaria para mantener activos los equipos de investigación se obtendrá a través de placas solares.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR