Desarrollado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona

Podrá adoptar múltiples formas, ser fabricado con materiales existentes y tendrá numerosas y útiles aplicaciones

Comportamiento del antiimán

Comportamiento del antiimán (Fuente: New Journal of physics)

A primeros de octubre apareció publicado en ‘New Journal of Physics‘ el invento desarrollado por los investigadores Álvaro Sánchez, Carles Navau, Jordi Prat-Camps y Du-Xing Chen, de la Universidad Autónoma de Barcelona, un anti-imán que anula los campos magnéticos.

Estos científicos de la UAB han trabajado para obtener una fórmula que cumpla tres objetivos. Por un lado, que el campo magnético generado por un objeto rodeado por el antiimán no pueda salir al exterior. Por otro lado, que todo aquello que esté rodeado por el antiimán esté completamente protegido de campos magnéticos exteriores y, además, que sea indetectable. Además, a diferencia de otros trabajos anteriores, que los ingredientes necesarios para construir el antiimán estén disponibles, es decir, que se pueda fabricar con la tecnología existente.

Álvaro Sánchez y Carles Navau dos de los inventores del Anti-imán de la UAB

Álvaro Sánchez y Carles Navau dos de los inventores del Anti-imán de la UAB. (Foto UAB)

“Aislar magnéticamente una zona de campo magnético es relativamente sencillo y, de hecho, se utilizan estos sistemas de apantallamiento habitualmente. Con el antiimán proponemos algo más. Además del apantallamiento magnético del interior, la propia pantalla no distorsiona el campo magnético haciendo el conjunto (interior y pantalla) indetectable desde el exterior”, explica Álvaro Sánchez.

“El apantallamiento magnético es habitual en muchos dispositivos, pero que, a la vez, no haya distorsión, es un nuevo concepto que define el ‘antiimán’ como tal”.

El invento lo han conseguido al superponer en capas materiales con diferentes propiedades magnéticas, formando lo que se conoce como metamaterial, es decir, una capa interna superconductora recubierta de varias capas de un material ferromagnético, separadas por aire o por otro material sin propiedades magnéticas.

El aintiimán podrá adoptar diferentes formas geométricas y es eficaz aunque el espacio a proteger no pueda encerrarse del todo, lo que permitirá que que los dispositivos puedan ser fabricados con materiales que ya existen y con muy diversas formas.

Se esperan múltiples aplicaciones para el anti-imán

Una de las aplicaciones del antiimán podrá ser para proteger los marcapasos de campos magnéticos

Una de las aplicaciones del antiimán podrá ser para proteger los marcapasos de campos magnéticos. Foto de sandrabermudez.

Este invento podrá ser aplicado en dispositivos de apantallamiento de campos magnéticos, algo muy útil y que puede llegar a salvar vidas, ya que se podría utilizar por ejemplo para poder practicar resonancias magnéticas a pacientes que lleven marcapasos o implantes cocleares, protegiendo estos dispositivos médicos de los campos magnéticos.

También se prevé que pueda usarse en seguridad, para contener objetos que, una vez en su interior, serían indetectables magnéticamente. Por ejemplo, podría evitar la detonación de minas magnéticas, aunque, como todo descubrimiento y avance tecnológico, el uso puede ser malintencionado, como advierte Álvaro Sánchez, puesto que al poder usarse para evitar la detección magnética de algún objeto, esto puede acarrear un peligro para la seguridad y para evitarlo, sería necesario desarrollar sistemas de seguridad no magnéticos que fueran capaces de detectar estos objetos.

El anti-imán podría tener más aplicaciones tecnológicas. Uno de sus componentes es un material superconductor que debe estar muy refrigerado, lo que abre la puerta al desarrollo de dispositivos que puedan “encender” y “apagar” el campo magnético en determinadas zonas variando la temperatura.

Por lo que respecta a la futura comercialización del anti-imán, los autores del estudio, financiado por Consolider Nanoselect, consideran que “el desarrollo experimental de dispositivos que cumplan exactamente esta propiedad está todavía lejos”. Sin embargo, versiones simplificadas que consigan un buen apantallamiento con poca distorsión del campo podrían estar listas en meses o en pocos años.

Noticia encontrada en Herencia Genética y Enfermedad y completada con información de la UAB. Más información sobre el anti-imán en el artículo de New Journal of Physics (in inglés)