Investigadores andaluces prevén el uso de robots en invernaderos.

Se utilizarían para transporte o tratamiento de plantas y hortalizas.

Investigadores del grupo de investigación Automática, Electrónica y Robótica (AER) de la Universidad de Almería (UAL) expusieron el pasado viernes en el curso “El presente de la robótica” algunas de las posibilidades que se abren en un futuro inmediato en robótica agrícola.Robots que realicen tareas de pulverización o que ayuden a la recolección, poda y otras acciones de precisión en invernaderos son dos de estas posibilidades expuestas por AER, grupo que lleva investigando desde el año 2000 y que está liderado por el profesor Manuel Berenguel.

El FitorobotFrancisco Rodríguez, profesor del grupo Automática, Electrónica y Robótica de la UAL explicó por su parte las tres experiencias que hay en Almería con robots para tareas agrícolas. Una de ellos, premiado por la Asociación de Ingenieros Agrónomos Europeos, es el ‘fitorobot‘, cuyo objetivo principal es el desplazamiento autónomo por el interior de un invernadero, a fin de realizar tareas de pulverización. También ha hablado del proyecto ‘Inversos‘, con la Estación Experimental de Las Palmerillas, o del proyecto ‘Mediodía’, para la introducción de robots en la fase de producción en los invernaderos para que ayuden a la recolección, poda y otras acciones de precisión.

En Almería, la introducción de la robótica en los invernaderos está siendo difícil pero no por factores sociales, ya que aquí el agricultor de Almería está acostumbrado a la tecnología (por ejemplo, el 98% de los invernaderos tienen el riego automatizado y un porcentaje muy elevado tienen ya control de clima y pulverización), sino porque se trata de una inversión todavía muy cara. Rodríguez cree que en Almería será más factible ver en el futuro robots haciendo cosas como la pulverización o el transporte dentro del invernadero que, por ejemplo, la recolección.

“Se lleva trabajando en ello desde principios de los 90 y a la recolección todavía le queda muchísimo. No sé si después habrá empresas que se decidan a comercializar este tipo de robots. Fuera, tal vez sí, en Almería, lo veo difícil”, señala Rodríguez.

Por su parte, Antonio Giménez, que también es profesor del grupo, habló del uso de la robótica y la automatización en el sector de la construcción, un sector en el que casi todo se sigue haciendo todavía de forma manual. Sin embargo, hay empresas japonesas y también algunas europeas que están introduciendo robots en la construcción. Se está haciendo obra prefabricada (como lo que se ha hecho con los túneles del AVE a Almería, en el que parte del forjado se ha hecho utilizando robots) y hay otra forma más novedosa que consiste en llevar la fábrica al edificio e ir construyendo planta por planta con la ayuda de estas máquinas. “Se construye mucho más rápido y se trabaja independientemente de que fuera haga frío, llueva o haga calor, con lo cual la producción gana en agilidad”, según Giménez. En Japón hay varias empresas que ya están trabajando con este tipo de construcción con robots in-situ.

Los profesores Francisco Rodríguez y Antonio GiménezEstos avances están siendo posibles gracias a la evolución registrada en campos como la electrónica, la mecánica o la electricidad, construyendo motores que cada vez son más ligeros y más fuertes. Para que el uso de la robótica se generalice todavía debe aceptarse socialmente la posibilidad de trabajar mano a mano con este tipo de máquinas.

Más información en aer.ual.es.