Investigadores del CSIC publican un informe en el que relacionan la aparición de canas con un menor daño oxidativo.

Un jabalí con canas¿Acabas de descubrir que tienes una cana? No te preocupes, quizás es algo bueno, al menos así lo refleja el estudio que ha llevado acabo un grupo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y con el que han demostrado que las canas indican “buena salud”, porque cuanto más se tienen, el organismo presenta “un menor daño oxidativo”.

La investigación ha sido publicada en el último número de la revista “Physiological and Biochemical Zoology” de la Universidad de Chicago y parte de la base de que los niveles de GSH, un antioxidante intracelular clave, disminuyen con la edad, por lo que la capacidad para melanizar las estructuras del cuerpo también debería variar con la edad.

Esta posibilidad ha sido la que los científicos han probado en una población silvestre de jabalíes, concluyendo que los niveles más altos defeomelanina -responsable de la coloración castaña- en el pelo, se detectan con los niveles más bajos de GSH en el músculo, es decir, que los jabalíes con coloración castaña más intensa mostraban niveles más altos de daño oxidativo.

Esta comprobación lleva a los investigadores a indicar que la feomelanina “puede hacer que los animales sean más susceptibles al daño oxidativo”. Por otra parte, el encanecimiento del pelo, lejos de ser un signo de deterioro relacionado con la edad, parece indicar buenas condiciones en los jabalíes.

Consideran que esto puede deberse a que las canas podrían indicar en el jabalí “la capacidad de evitar, a nivel sistémico, el daño oxidativo que experimenta su pelo”.

La investigación ha sido desarrollada por Juan Negro, de la Estación Biológica de Doñana; Carlos Alonso-Álvarez, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos; e Ismael Galván, del Departamento de Ecología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales, todos ellos centros asociados al (CSIC).

Fuente: varios medios de prensa.