Drone no tripulado para extinguir incendios de nocheLa empresa española Ntrofirex ha creado un avión no tripulado (Drone) que podría ayudar a extinguir incendios forestales en plena noche, cuando las condiciones meteorológicas son más favorables.

Los responsables de este proyecto explican que “está encaminado a extinguir incendios forestales desde el aire por la noche, eliminando los riesgos para las tripulaciones y aumentando la precisión y concentración de las descargas, además de incrementar la cantidad de agua lanzada tanto por hora de operación como por hora de vuelo”.

El drone operará en los incendios en cuatro fases:

Fases de operaciones del Drone

FASE 1 – LANZAMIENTO

Fase inicial de la operación mediante la cual el Depósito Planeador Autopropulsado o DPA es lanzado mecánicamente  y/o extraído de la bodega de carga de nodriza.

FASE 2 – PLANEO Y GUÍA

Los DPA comienzan su fase de planeo dirigidos por de un sistema de guiado autónomo que les conducirá al  punto exacto donde rociarán su carga.

PHASE 3 – DESCARGA

Alcanzado el punto de descarga, los DPA depositan su contenido de manera automática y con gran precisión.

Realizada la descarga, escapan rápidamente de la zona hostil aprovechando la brusca subida que efectuará debido a la importante y súbita pérdida de peso.

Esta maniobra es usada como transición para la siguiente fase de recuperación.

>PHASE 4 – RECUPERACIÓN Y TOMA EN TIERRA

Una vez vacíos, los DPA activan el pequeño motor y se conviertien en UASs lo que les permitirá recuperarse en la base de operación del avión nodriza y tomar tierra de manera completamente autónoma.

Drone para extinguir incendios de noche

El presidente de Nitrofirex, Luis Bordallo, ha señalado que “una de las mejores formas de paliar estos desastres naturales es crear tecnología que actúe de noche, cuando la labor de extinción mejora ya que disminuyen la temperatura, el viento y las turbulencias”.

Por ello, hay otras empresas –como Peli Products– que también trabajan en soluciones avanzadas de iluminación para trabajar en condiciones extremas y que ayudan a iluminar zonas remotas. “Los incendios no sólo se apagan desde el aire, si no que hay numerosas personas que, por voluntad propia o por trabajo, ayudan en las tareas de extinción por tierra y deben protegerse de posibles peligros”, concluye.

Noticia encontrada en IIES.

Más información en: www.nitrofirex.com/es.