Final feliz para Sonya.

Vivió durante diez años en el mismo lugar esperando a sus amos, que la abandonaron.

Una ciudadana alertó a un grupo de defensores de los animales para salvarla.

Esta noticia que incluimos en la sección de “Buenas Historias” de Cuentamealgobueno, demuestra el potencial que tiene la tecnología cuando se hace un buen uso de ella por personas bien intencionadas: una perrita que vivió varios años en un mismo lugar en la calle, esperando a los amos que la abandonaron, ha sido rescatada tras ser vista en Google Maps Street View.

La perrita Sonya en Google Maps

La perrita Sonya en Google Maps

Jennifer Velasquez una ciudadana de Los Ángeles, contactó con el grupo de defensores de animales Hope For Paws (Esperanza para las patas), y les dijo que había visto a un perro abandonado en Google Maps Street View.

Por suerte, el animal perdido no se había movido del lugar donde lo vieron y así un miembro del grupo, Eldad Agar, lo encontró. Un residente de la zona comentó que esta perra pasó al menos diez años esperando algo fuera del edificio donde trabaja.

Eldad Agar de Hope For Paws rescatando a Sonya

Eldad Agar de Hope For Paws rescatando a Sonya

Agar, que grabó el vídeo del rescate, mostrado a continuación, comentó que la perrita, a la cual le dio el nombre de Sonya, era tímida y se escondió debajo de un camión cuando se acercó. Pero el animal estaba feliz de comer unos trozos de queso que le dio. Después de un rato, la perrita salió de debajo del camión y su rescatador pudo ponerle una correa.

Conmovedor vídeo con la noticia del rescate de Sonya

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=gqgFnIALt7o[/youtube]

El activista de Hope For Paws, llevó a Sonya a una peluquería canina para arreglarle su pelo, pues lo tenía destrozado, y darle un buen baño. El veterinario le aplicó cirugía, puesto que después de pelarla comprobaron que tenía varios tumores y artritis.

La perrita Sonya recibiendo cariño tras su rescate

La perrita Sonya recibiendo cariño tras su rescate

La perrita Sonya, ha visto recompensada su fidelidad para con sus primeros amos, ya que tras ser curada, una familia adoptiva la ha acogido.

Fuente: +Verde.