Otis Orth con su perra Amber, que le salvó la vida tras el accidente

Otis Orth con su perra Amber, que le salvó la vida tras el accidente

Vivir en temperaturas bajo cero y viajar hacia y desde una cabina en Alaska con una moto de nieve, es una forma de vida para algunos. Esto se puede convertir en un problema cuando te estrellas violentamente y quedas mal herido tumbado en el hielo con la noche cayendo a tu alrededor.

Otis Orth, quien lleva una vida así, tuvo la gran suerte de que siempre viaja con Ambar, su perra golden retriever. Si no fuera por ella, el hombre de 52 años de edad, residente de Trapper Creek, -afirmó el martes de esta semana-, no estaría ahora vivo.

La perra se quedó a su lado y se acurrucó contra él mientras la temperatura bajaba, manteniéndolo caliente con su calor corporal. Otis trató de mover constantemente sus piernas, pero hacia la medianoche, dijo que perdió el conocimiento.

Al día siguiente, Amber fue capaz de ladrar a las motos de nieve cercanas, alertando de que algo andaba mal y atrayéndolos a la escena del accidente.

Fuente: Anchorage Daily News.