Olas que se pueden encontrar en Ocean Beach, San FranciscoEn la playa Ocean Beach de San Francisco no hay socorristas, ya que con las gigantescas olas y gélidas aguas no debería ‘en teoría’ haber nadie bañándose.

El surfista Tony Barbero estaba surfeando en estas bravas aguas cuando de pronto vio un destello de una camiseta roja y un niño forcejeando en el agua helada, inmediatamente supo que el chico estaba en un gran aprieto.

Tony, un estudiante de secundaria de 17 años de edad e hijo de un bombero, impulsado por las olas, tomó al niño y lo levantó sobre su tabla de surf.

“Traté de consolarlo lo mejor que pude”, dijo. “Le di un abrazo. Le dije que sabía cómo se sentía.”

El joven surfero se convirtió en un auténtico héroe ese día, ya que no solamente rescató al muchacho y lo llevó a la orilla, pues tras ello, miró al mar y vio a otra persona que estaba boca abajo en una tabla de surf, era el tío del muchacho que acababa de rescatar.

El joven Tony Barbero es arropado por su orgulloso padre, tras haberle salvado la vida a dos personas.

El joven Tony Barbero es arropado por su orgulloso padre, tras haberle salvado la vida a dos personas.

Dejó su tabla, se lanzó de nuevo al mar y nadó hacia hacia el tío, que se encontraba inconsciente y luchando por su vida, llevándolo junto a su sobrino a salvo a la orilla.

Fuente: SFGate.