• El Bosque de Correos y WWF llega a Valencia de Alcántara.
  • Cuenta con 800 plantones de encinas y alcornoques.
  • Se ha reforzado una de sus dehesas, un ecosistema que ofrece gran variedad de recursos y permite el mantenimiento de las actividades tradicionales de la zona.

El nuevo Bosque de Correos se encuentra en una dehesa de 30 hectáreas de Valencia de Alcántara (Cáceres) conocida como “El Carrascal“, dentro del Parque Natural Tajo Internacional.

El nuevo bosque de correos

La zona donde se ha intervenido sufrió dos males muy extendidos en estos ecosistemas: por un lado, el envejecimiento del arbolado, que dificulta la regeneración natural; por otro, “la seca”, enfermedad que acaba matando a los ejemplares. Los 800 plantones de encinas y alcornoques que ya se han instalado permitirán su recuperación y mejorarán el hábitat de especies como el águila imperial o la cigüeña negra.

En España los bosques ocupan 26 millones de hectáreas (la mitad de la superficie del país) y 3,5 millones son dehesa. De estas, más de un millón se ubica en Extremadura, lo que supone el 35% del total de dehesas de la península. Se trata de un ecosistema que, bien gestionado, permite un uso sostenible de los recursos y mantiene la cultura tradicional de la ganadería o el aprovechamiento de corcho y madera. Tanto el paisaje como el modo de vida de la región extremeña están profundamente vinculados a la dehesa y de ahí la importancia de actuar para conciliar un uso socialmente rentable con la conservación de los valores naturales y culturales.

A este respecto, Diana Colomina, coordinadora de Restauración Forestal de WWF España, señala: “Mantener la dehesa en buen estado de conservación es una oportunidad para el desarrollo sostenible del medio rural. Bien gestionadas son sistemas de alto valor natural, pues aprovechan pastos y arboledas para la ganadería y actividades cinegéticas y, además, preservan la biodiversidad. “

Por su parte, Jesús Evangelio Rodríguez, subdirector de Responsabilidad Social Corporativa de Correos, recuerda: “En mayo de 2008 el Consejo de Administración de Correos decidió incorporar la sostenibilidad entre sus valores corporativos. Ese mismo año se sumó a un proyecto internacional en el que 24 operadores postales de los principales países, que gestionan casi el 80% del tráfico postal mundial, se comprometieron a reducir un 20% sus emisiones en 2020 en relación al año base de 2008, objetivo que lograremos probablemente en este año. Como antecedente de estos compromisos, en 2000 Correos inició su programa Línea Verde, con el que financia proyectos de reforestación. El de Valencia de Alcántara es el décimo. Gracias a este programa se han plantado en estos 14 años, y en diferentes provincias españolas, más de 67.000 árboles en una extensión aproximada de 160 ha.”

Línea Verde de Correos.

La dehesa recuperada en Valencia de Alcántara es uno de los cinco ecosistemas que conforman la colaboración entre Correos y WWF. La completan los bosques de carballos en Lugo y Pontevedra, los encinares autóctonos en Tembleque (Toledo), un ecosistema semiárido en Lorca (Murcia) y la recuperación de una parte del sabinar incendiado en 2005 en el Alto Tajo (Guadalajara).

En total, 60 hectáreas repartidas en cinco ecosistemas: 12.100 plantones para hacer frente a los mayores problemas a los que se enfrentan los bosques españoles, como los incendios, la desertificación o la sobreexplotación. Para llevar a cabo estas acciones, Correos comercializa en su red de oficinas sobres y embalajes ecológicos “Línea Verde”, de cuya venta destina una parte a los proyectos de restauración.

Las dehesas en cifras:

  • Las dehesas ocupan un total de 3.515.846 hectáreas, de los 26 millones de hectáreas de bosque que hay en España (la mitad de la superficie del país).
  • Extremadura cuenta con 1.237.000 hectáreas de dehesas, un 35,2% del total. Le siguen Andalucía, con 946.482 ha (26,9%), Castilla-La Mancha con 751.554 ha (21,4%), Castilla y León con 467.759 ha (13,3%) y Madrid con 113.051 ha (3,2%).
  • La densidad actual del arbolado en las dehesas es de entre 10-40 pies de encina por hectárea. Lo recomendable desde el punto de vista ecológico y económico sería el doble.
  • En Extremadura, el Gobierno autonómico está trabajando para proteger e incentivar la dehesa. Para ello cuenta con unas ayudas a la regeneración de terrenos adehesados, cuya última convocatoria está dotada con 22,5 millones de euros, con el objetivo de promover la actuación en unas 50.000 hectáreas entre 2013 y 2015.

Fuente: WWF.