Una familia de Los Ángeles, California, ha puesto en marcha una vivienda auto-suficiente.

20150717-1

A tan solo quince minutos de la residencia de los “Dervaes”, la vivienda junto con el jardín ocupa tan sólo 371 m2.

En esta pequeña parcela logran producir 2.700 kilos de alimentos frescos al año, entre los cuales 2.000 son de vegetales, 400 de pollo orgánico, 453 huevos, 12 kilos de miel y abundantes frutas estacionarias.

Todos estos alimentos de calidad y ecológicos, los destinan para su propio auto-consumo y el exceso lo venden a precios justos, que le generan unos ingresos anuales extra de 20.000 dólares.

Todos los miembros de la familia colaboran y han organizado el espacio según la “permacultura“, una rama de diseño ecológico, la ingeniería ecológica, y el diseño del medio ambiente que desarrolla la arquitectura sostenible y los sistemas agrícolas de auto-mantenimiento modelados desde los ecosistemas naturales.

20150717-2-2

Gracias a ella y al concepto “autosuficiencia” se puede alcanzar una situación de abastecimiento de bienes económicos que únicamente dependa de uno mismo; de modo que no se requiere ayuda externa para la supervivencia, como ha conseguido esta familia.

Es una forma de completa autonomía personal o colectiva, identificada con la independencia en sus aspectos económicos.

Puede denominarse también autoconsumo, puesto que esta situación sólo puede conseguirse plenamente cuando el productor es su propio consumidor y puede aplicarse de forma parcial o restringirse a un solo sector, como la alimentación o la energía: auto-abastecimiento alimentario, auto-abastecimiento energético (como el Malagueño que se independizó de la red eléctrica y que entrevistamos en Cuentamealgobueno.com), etc.

 

Vídeo: Descubre a la familia que produce 2.700 kg de comida al año en 370 m2. Mucho más de lo que necesita –

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=iKwrDwP3U8M’]

En el caso de esta familia, además, todos los utensilios que utilizan para la labranza de sus tierras son manuales y la energía que necesitan la obtienen de placas solares, lo que ha reducido considerablemente sus facturas de electricidad, llegando a pagar una media de 12 dólares mensuales.

Tampoco queman combustibles fósiles de ningún tipo y alimentan su vehículo con biodiesel, que ellos mismos generan reciclando la grasa de cocina usada que recogen en restaurantes de la zona.

Esta familia organiza sus menús semanales según la estación del año, conserva cuidadosamente su producción y solamente vende de forma local, a restaurantes de la zona o a vecinos, muchos de ellos deseosos de contar con esta sana mercancía de primera calidad.

Fuente: Youtube.