El primer país soberano experimental basado en Internet.

  • No tiene territorio, montañas, costa ni capital.
  • Más de 5000 personas aseguran ser ciudadanos de pleno derecho de este país.

Hace poco llegó a mis oídos la noticia de la creación de la primera Nación Virtual fundada en Internet y abierta a que todo el mundo pueda solicitar la nacionalidad.

Wirtland es el primer país soberano experimental basado en Internet, una micronación, es decir, un Estado autodeclarado pero no reconocido como entidad.

20150817-3-4

Se trata de un interesante experimento socio-político sobre la legitimidad y la auto-sostenibilidad de un país sin su propia tierra; un país que trasciende las fronteras nacionales sin violar o disminuir la soberanía de cualquier otra nación.

Este estado cibernético fue fundado el 14 de agosto de 2008 como una iniciativa pública y está representado a través de su sitio Web oficial, .

Wirtland tiene sus propios símbolos (que carecen de toda validez internacional), un periódico digital, llamado The Times of Wirtland, un instituto en el que economistas y juristas analizan la viabilidad futura de un Estado cibernético, el Wirtland Institute, fundado en el año 2010 y una “red social“, que por lo que podemos comprobar, en estos momentos ha sido hackeada.

Gobierno de Wirtland.

Como sistema político, Wirtland actualmente se rige por un Canciller y aspira a convertirse en una democracia parlamentaria.

El objetivo final de los ciudadanos de este Estado Cibernético es ser reconocidos como país, aunque creen que «probablemente las sociedades actuales no están preparadas para ese cambio».

«Cuando tengamos la población suficiente, instauraremos un sistema parlamentario y de participación política por Internet», nos cuenta Luengo, «mientras tanto, funcionamos como una monarquía con un canciller».

Convertirse en ciudadano de Wirtland.

La población está compuesta por ciudadanos de Wirtland (Witizenos) y los visitantes o turistas. Actualmente la población de este país virtual es de 5.140 personas.

¿Qué hay que hacer para solicitar la nacionalidad? Muy fácil, toda persona mayor de 18 años, puede solicitar la ciudadanía. Para ello, según explican en su Web, basta enviarles un correo electrónico presentándose o registrarse en su red social.

Tras ello, el candidato a witizeno recibirá un formulario que tendrá que devolver relleno. Una vez validado por las “autoridades” de este “país”, enviarán el Permiso de Residencia y si lo desea el nuevo ciudadano, pueden enviarle también un Pasaporte físico o Tarjeta de Identidad (DNI)

20150817-3-1

20150817-3-2

Wirtland ofrece igualdad de derechos democráticos a todos sus ciudadanos y no discrimina por razón de origen, edad, religión, raza, o sexo.

«Acogemos a quienes están descontentos con su nacionalidad. Es cierto que no podemos darles de momento beneficios materiales, pero sí la sensación de pertenecer a una comunidad en la que las cosas se hacen de otra manera», explica Christopher Luengo, Ministro de Exteriores de la nación virtual.

Como curiosidad, el 28 de diciembre de 2010 Wirtland concedió la ciudadanía a Julian Assange, fundador del portal Wikileaks, como un signo de apoyo y reconocimiento de sus logros.

El 21 de julio de 2013 Wirtland, concedió además la ciudadanía a Edward Snowden por su contribución en la protección de los derechos humanos en Internet. Por ironías de la vida, como el 23 de junio fue revocada su Ciudadanía Estadounidense, quizás pueda decirse que este hombre es el primer Witizeno “puro”, sin otra patria más que Wirtland.

Economía y Cultura de Wirtland.

Una de las aspiraciones del primer Estado Virtual es lograr ser un económicamente autosuficiente. Para ello, Wirtland construye comunidades que ofrecerán «beneficios políticos y económicos, generarán oportunidades de empleo, proporcionarán nuevas fuentes de creatividad artística y el intercambio de opinión independiente».

En julio de 2009 Wirtland emitió su moneda, el “Wirtland Crane”, la primera moneda de oro del mundo acuñada por un país basado en Internet. Tras ello emitieron la “Silver Crane”, de plata.

20150817-3-3

Estas monedas, al no tener reconocimiento internacional, las están vendiendo, con lo que consiguen una fuente de ingresos para el “país”, ya que son piezas preciadas para coleccionistas.

Wirtland ofrece también la posibilidad de convertirse en un lugar en el que establecer la sede de empresas cuyos negocios estén centralizados en la Red, aunque la falta de instituciones reconocidas hace que de momento esta intención no pase de ser un proyecto a futuro.

Los dirigentes de Wirtland toman como ejemplo la influencia que un territorio no reconocido como Estado independiente como es Silicon Valley tiene sobre las decisiones empresariales en todo el mundo.

Ventajas e inconvenientes de un país sin tierra…

La historia nos recuerda que las formas tradicionales de constitución de Estados autoproclamados suelen ser por medio de la separación de otro estado o la unión de dos o más, la cuestión territorial es siempre la principal fuente de controversia.

A diferencia de esta histórica tradición de la humanidad, «la soberanía de Wirtland no se basa en ningún tipo de separatismo. No reclama ningún terreno que pertenezca a otro país, por lo tanto, no hay ningún conflicto intrínseco en el concepto de soberanía del Wirtland», defienden los witizenos.

Es por ello que desde Wirtland ven la ausencia de tierra más bien como una ventaja, ya que permite relaciones transparentes entre Wirtland y otras naciones del mundo.

Sus utópicos analistas llegan también a la conclusión de que en las sociedades virtuales es más difícil llegar a conflictos armados.

Por otro lado, el no tener tierra es uno de los motivos que impide que la ONU los reconozca como estado, por lo que en  búsqueda de éste reconocimiento internacional, se plantean adquirir algún territorio pequeño en el Pacífico o bien intentar lograr un estatus similar al de la Orden de Malta, que carece de territorio, pero actúa en algunos campos como un país soberano.

Proyecto GAP – Global Antiwar Party.

En julio de 2009 Wirtland lanzó su iniciativa GAP (Global Antiwar Party), con el fin de detener las guerras en el mundo.

Con esta iniciativa proponen un mecanismo para que los ciudadanos de los países que estén en conflicto y que no lo deseen, se unan para frenarlo: «en el momento del conflicto, siempre hay gente de ambas partes que se oponen a la guerra. Si las oposiciones contra la guerra a ambas partes en conflicto pudieran unir sus voces en un solo partido, éste tendría suficiente fuerza política para influir en el conflicto».

20150817-3-5

A esta iniciativa podrían unirse por ejemplo, palestinos e israelíes que se oponen a la guerra. Georgianos y rusos no compatibles con la política de conflictos; o turcos y griegos, que quieran vivir en paz. «Cualquier persona, que no es compatible con la política agresiva en su propio país», explican los witizenos.

Al ser Wirtland completamente independiente de cualquier otro país, las personas de cualquier origen nacional, étnico o religioso tendrán igualdad de oportunidades de representación. «Nadie se sentiría en desventaja. Como una entidad supranacional, Wirtland tiene la posibilidad única de unir a personas, incluso de los países que luchan, en un partido común».

Conoce más sobre esta nación virtual en wirtland.com.