Un juez permite a un padre entrar más tarde a trabajar para llevar a su hijo a la guardería.

El Juzgado de lo Social número 13 de Madrid ha reconocido en una sentencia que un padre puede entrar más tarde a trabajar para llevar a su hijo a la guardería. La sentencia le permite flexibilizar en un máximo de una hora su horario de entrada, de lunes a viernes, para poder llevar a su hijo a la guardería, sin que por ello se le penalice.

La sentencia, de la que se hace eco el sindicato de funcionarios CSI-F, da la razón a un cocinero del Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral de Madrid.

Este trabajador comienza su turno de mañana a las 8.00, la misma hora a la que tiene que dejar a su hijo en la escuela infantil. Por este motivo, reclamó su derecho a flexibilizar en una hora el horario de entrada, pero su centro de trabajo se lo denegó, ya que a esa hora empiezan a servir los desayunos y se pone en funcionamiento la cocina.

Asimismo, los compañeros respaldan a este trabajador y aseguran que con la presencia de dos personas en cocina se puede atender al servicio de desayuno.

Por ello, el juez considera que “el derecho del trabajador debe prevalecer sobre la empresa al ser mínima la incidencia que pudiera tener en el servicio”. “No pueden prevalecer las dificultades organizativas alegadas por la empresa sobre la protección jurídica de la familia que deben garantizar los poderes públicos, según el artículo 39.1 de la Constitución”, añade la sentencia.

La sentencia concluye subrayando que los poderes públicos son responsables de velar por la protección del principio de protección de los hijos.

Fuente:

noticias.lainformacion.com