Un policía salva la vida a un compañero donándole su riñón.

Desde que Eric Crowder ingresó en el Cuerpo de Policía de Tennesse, Estados Unidos, encontró un fiel amigo y un gran compañero en el sargento Chip Davis. Así que para cuando Crowder se enteró que éste necesitaba un riñón no lo dudó ni un segundo.

Después de superar las pruebas de compatibilidad, Crowder donó su riñón y logró salvar la vida del sargento Davis. La operación fue todo un éxito y ahora los dos compañeros se encuentran en perfecto estado de salud.

20160105-2-1

Ambos compañeros tienen dos hijas de casi la misma edad y sus esposas también son amigas. Devin, la mujer de Crowder, ha explicado que su marido no podía soportar la idea de que las hijas de Davis crecieran sin su padre, por eso decidió ayudarlo sin pensarlo dos veces.

Davis ya había ayudado anteriormente a Crowder, fue él mismo quien le ayudó a conseguir el trabajo en el Departamento de Policía de La Vergne. Por esto, entre otros motivos, Crowder siempre ha visto a Davis como un ejemplo a seguir. Ahora era el turno de demostrarle su cariño, su gratitud y su admiración.

A Davis, de 40 años, le habían diagnosticado insuficiencia renal. Los exámenes médicos indicaban que el sargento de policía tenía la presión sanguínea inusualmente alta y que, por tanto, corría un serio peligro. La lista de espera para conseguir un trasplante de riñón podía ser de tres a cinco años. Fue entonces cuando Crowder tomó su gran decisión.

-Vídeo: Policía dona un riñón a su colega-

“Se oye hablar que miembros de la familia hacen esto, pero que lo haga un amigo… fue increíble. No podría haber llegado en mejor momento. Chip estaba empezando a sentirse fatigado todo el tiempo y definitivamente se dirigía hacia la diálisis”. Kelly, esposa de Davis.

Para los Crowders fue una decisión muy fácil de tomar: 32 años, buen estado de salud y dispuesto a ayudar a su compañero, a su amigo, entregándole todo.

Fuente:

Upscol