¡Quién lo diría!, un perro pastor y un guepardo se han hecho muy buenos amigos en un zoológico del Centro de Conservación Leo de Greenwich en Connecticut (Estados Unidos)

20160224-3

La cachorro de guepardo, llamada “Adaeze” cuenta con un año de edad y el perro, llamado “Odie” tiene siete años.

Adaeze nació de una camada de ocho cachorros, demasiados para que su madre los pudiera mantener, explican en el centro.

Así, Adaeze fue abandonada, hasta que “Odie”, un perro pastor de mezcla, se hizo amigo inseparable de la cachorrita abandonada. «Ambos no distinguen de especie o raza entre si, sólo entienden de amistad y amor», dicen sus cuidadores.

«[Odie] la ha desafiado mental y físicamente», explica el Director del Centro, «Son compañeros inseparables; Odie pertenece a Adaeze, desde luego».

Ambos animales residen en este centro de conservación y se han convertido en su pareja embajadora, viajando a diferentes eventos para educar al público sobre la conservación de la vida silvestre.

Más información en la página de Google+ del Zoo.