Una conductora de un autobús escolar salva la vida a un niño.

La gran protagonista de la siguiente historia es Ginger Maxville, una conductora de un autobús escolar en Mannford, Oklahoma (Estados Unidos). Hace una semana Ginger se convirtió en toda una heroína tras salvarle la vida a un niño de cinco años que se atragantó con una moneda.

20160420-2-1

Fue la hermana del pequeño la que dio la voz de alarma. Ginger, que vio la escena por el espejo, detuvo el autobús en un lugar seguro para inmediatamente después sacar al pequeño al pasillo y realizarle la maniobra de Heimlich.

Su hazaña fue recogida por la cámara de seguridad del vehículo:

https://www.youtube.com/watch?v=Ll3OE-6pxDU

-Vídeo: Caught on camera Oklahoma teacher’s assistant saves student choking on coin-

A la tercera embestida, el pequeño consiguió escupir la moneda: “la vi rodar y supe que estaba fuera”.

Ginger no se considera una heroína, aunque admite que es la primera vez en diecisiete años de profesión que tiene que poner en práctica sus conocimientos en primeros auxilios.

Fuente:

20minutos