Tributo internacional a Stephen Hawking.

  • Tenerife y La Palma acogen hasta el sábado la tercera edición del Festival Starmus.
  • Reúne a los científicos más relevantes del mundo, entre los que destacan once premios Nobel.
  • El evento rinde este año un tributo especial al profesor Stephen Hawking, que entregará el próximo viernes, la Medalla a la Divulgación Científica que lleva su nombre.

Las Islas Canarias acogen esta semana al mayor festival científico que va a congregar a las mentes más brillantes del mundo en astronomía, arte y música, en torno a la figura del astrofísico Stephen Hawking. La principal novedad de Starmus, que celebra su tercera edición llamada Más allá del horizonte, es el tributo al científico inglés.

Stephen Hawking durante su conferencia llamada "Breve historia de mi vida" en el Festival Starmus. / SINC

Stephen Hawking durante su conferencia llamada “Breve historia de mi vida” en el Festival Starmus. / SINC

«Starmus III es una invitación para curiosos, expertos y para todos aquellos amantes de la ciencia que quieran adentrarse en las grandes amenazas y descubrimientos de gran impacto mundial a los que estamos expuestos hoy en día. Es un festival único», ha explicado el fundador y director del Festival Starmus, Garik Israelian. 

Este año, el programa se inspira en el universo en sus divulgaciones científicas y actuaciones musicales. Por esta razón, investigadores de primer orden, entre los que destaca la presencia de once premios Nobel como David Gross, Joseph Stiglitz,  Adam Riess, Brian Schmidt, Robert Wilson, entre otros, abordarán cuestiones como la existencia de vida extraterrestre hasta los efectos del cambio climático, pasando por ciberseguridad, inteligencia artificial o las consecuencias del modelo de crecimiento actual en su relación con la desigualdad.

«Tenemos que seguir viajando al espacio por el futuro de la humanidad»
— Stephen Hawking.

Durante la tercera jornada del Festival, Stephen Hawking ha repasado su vida personal y su carrera científica en un emotivo discurso en el que ha promovido la investigación espacial para la propia supervivencia del ser humano. Ante una audiencia entregada, Hawking ha invitado a “mirar hacia las estrellas y no a nuestros pies”.

«Nací justo 300 años después de la muerte de Galileo Galilei», ha contado Stephen Hawking al comienzo de su conferencia en la isla de Tenerife. Esta casualidad ya parecía marcar prematuramente el camino de uno de los científicos que más han cambiado la visión del universo en las últimas décadas. Hawking ha recordado que ese 8 de enero de 1942 miles de niños «también vieron la luz».

Sin embargo, la vida de este astrofísico y divulgador británico ha sido única. Marcada por la aparición de una enfermedad –la esclerosis lateral amiotrófica (ELA)– que le ha provocado una progresiva discapacidad muscular hasta llegar a la casi total inmovilidad, Hawking ha sido todo un ejemplo de superación y esfuerzo. Así se ha puesto de manifiesto ante un público entregado, al que ha mostrado imágenes de toda su vida, intercaladas con las de sus descubrimientos y teorías sobre el universo.

Aunque nunca destacó en el colegio –«mis apuntes eran un caos», ha confesado–, sus compañeros de clase le llamaban Einstein. Ya con sus primeros debates escolares entre amigos empezó a interesarse por el origen del universo y si había un Dios que lo hacía funcionar. Pero más de 50 años después, la imagen del universo ha cambiado mucho, «y estoy contento de haber hecho una pequeña contribución», ha subrayado.

Mirar al espacio con otros ojos.

Hawking, de 74 años, ha repasado las diferentes etapas de la cosmología, una ciencia que no comprendía a fondo al inicio de su carrera. Pero esta se ha desarrollado y se ha convertido en una ciencia de precisión, hecho que ha ejemplificado con los resultados del satélite WMAP en 2003. Tras la imagen de la inflación y la formación de las galaxias, se ha obtenido el mapa del cielo de la temperatura del universo, es decir «la huella de la estructura de todo lo que hay en el universo», ha declarado.

El científico se ha mostrado esperanzado con los estudios que conllevará el descubrimiento de las ondas gravitacionales, que permitirán «mirar hacia el origen del Big Bang», pero espera que haya otros descubrimientos ambiciosos. «Puede que consigamos cartografiar miles de galaxias y así comprenderemos mejor nuestro lugar en el cosmos», ha observado.

Para ello, ha incitado a «seguir viajando al espacio por el futuro de la humanidad. No podremos sobrevivir mil años más sin escapar de nuestro frágil planeta», ha declarado. Fomentar el interés por el espacio es entonces fundamental. Hawking ha invitado al público a ser curioso, a preguntarse por la existencia del universo, y a «mirar hacia las estrellas y no a nuestros pies. Por muy difícil que sea la vida, siempre hay algo que uno pueda hacer bien. Lo importante es “no rendirse nunca”».

Fuente: sinc.