Científicos hallan un nuevo fármaco que frena el cáncer de mama más agresivo.

Investigadores ingleses han descubierto un nuevo fármaco que puede reducir la expansión del cáncer de mama más agresivo, tal y como publica la revista Oncogene.

20160614-1-1-farmaco-cancer.jpg

Se trata de un compuesto conocido como JQ1 que altera la reacción de las células cancerígenas ante la hipoxia o falta de oxígeno, un proceso que se encuentra presente en más del 50% de los tumores y es más común en los cánceres de mama del tipo triple negativo, el más difícil de tratar.

Científicos de las universidades de Oxford y Nottingham han señalado que el JQ1 provoca que el tejido cancerígeno deje de adaptarse a la carencia de oxígeno, lo que ralentiza su desarrollo.

Los expertos han apuntado que este tipo de tumor, como el cáncer de mama, se acostumbra a los niveles bajos de oxígeno, su biología se altera y se vuele resistente a terapias comunes, razón por la que este nuevo medicamento podría cambiar la forma de combatir este cáncer.

Desde Cancer Research UK concluyen que “el estudio muestra cómo funciona este fármaco” y que “podría ser una forma de detener la expansión del cáncer”, aunque subrayan que todavía se debe comprobar “la efectividad del JQ1 sobre los pacientes“.