Alimenta a seis millones de hogares.

Las plantas solares de California generaron el martes 12 de julio 8.030 megavatios de electricidad, cantidad suficiente para alimentar a más de 6 millones de hogares.

Paneles solares instalados en un huerto solar en California. Foto de Russ Ferriday.

Paneles solares instalados en un huerto solar en California. Foto de Russ Ferriday.

Se trata de un récord de generación de energías limpias que ha confirmado el Operador Independiente del Sistema de California (ISO), la organización que sostiene la mayor parte de la red eléctrica de éste estado norteamericano.

La cantidad de energía solar generada es casi el doble de la producida hace dos años, sólo contando la electricidad producida en las plantas. Si a esto le sumamos los miles de paneles solares que hay en los hogares del estado, podríamos estar hablando de una producción de un 50% mayor.

«Hay algo más de 4.211 megavatios de energía solar en las azoteas de California», dijo Steven Greenly de California ISO. «Les puedo decir que tuvimos un día muy soleado ».

Centro de control del ISO California. Foto: ISO.

Centro de control del ISO California. Foto: ISO.

Este récord de producción solar demuestra que el estado está dando pasos significativos hacia el cumplimiento de su meta de llegar al 33 por ciento de energías renovables para el año 2020.

La energía solar y eólica en combinación con otras energías renovables, como la geotérmica y la energía hidroeléctrica, suministraron casi el 29% por ciento de las necesidades de electricidad del mayor pico de demanda del mencionado martes, que se produjo a las 17:54.

En mayo también se alcanzó otra cifra récord durante breves períodos de tiempo durante dos días en mayo, en los que las energías renovables produjeron el 54% y 56% respectivamente de la demanda total de electricidad.

Buenas cifras las que nos da el “Estado dorado” de Estados Unidos, de las que aquí, en España y más en concreto en el sur, podríamos tomar buena nota para dar el vuelco de conversión de energías renovables que tanto pueden aprovecharse.

Fuente: The San Francisco Chronicle.