Forest Man.

La historia del hombre que plantó árboles durante 35 años hasta formar un bosque.

Gracias a su labor, ha mejorado el ecosistema de la isla en la que vive y la vida de tigres, rinocerontes, elefantes, reptiles y varios pájaros.

Muchas veces nos preguntamos, ¿qué puedo hacer yo para cambiar el mundo? ¡Si tan sólo soy uno! Pues aquí tenemos un ejemplo de que el esfuerzo constante de una sola persona puede mejorar el mundo, nuestra vida, el medioambiente y la vida de cientos de animales… es la historia de “Forest Man”.

Con tan solo 17 años, Jadav Molai Payeng inició su cruzada personal que marcaría gran parte de su vida: plantar un árbol al día durante 35 años.

Desde los años 70, Jadav Payeng, ha estado plantando árboles para salvar su isla en Majuli (India). Hasta la fecha ha plantado él solo, un bosque más grande que el famoso Central Park de Nueva York, lo que ha conseguido transformar lo que una vez fue una tierra baldía estéril, en un exuberante oasis de vegetación y vida.

Conocido como “Forest Man” es una persona humilde pero apasionada y filosófica sobre su obra, que se ha visto plasmada en un documental de William Douglas McMaster, en el que Payeng nos lleva en un viaje por su increíble bosque:

Todo empezó cuando en 1979 el joven indio encontró a decenas de reptiles muertos en la ciudad de Jorhat, cerca del río Brahmaputra debido a la falta de sombra. Tras alertar a las autoridades del lugar, Molai recibió un puñado de 20 semillas de bambú para plantar.

Cualquier otro hubiera cogido las semillas que le dieron las autoridades y las habría tirado a la basura refunfuñando y murmurando entre dientes lo mal que va todo y lo poco que hacen los organismos públicos por nosotros… pero Jadav no era como los demás, decidió hacer algo al respecto e implicarse: tomó esas semillas e hizo lo que debía hacer: plantarlas.

Más adelante, las autoridades forestales del distrito de Golaghat iniciaron un proyecto para plantar 200 hectáreas de árboles en un área cercana. Molai fue una de las personas que trabajó los cinco años que duró.

No satisfecho con eso, siguió plantando árboles por iniciativa propia. A sus 50 años, el resultado final es un bosque enorme casi dos veces mayor que el famoso Central Park de Nueva York, en Estados Unidos.

De esa forma, Molai ayudó a la creación de un nuevo ecosistema que cambió el paisaje local y que actualmente alberga a tigres, rinocerontes, elefantes y varias especies de pájaros siendo una verdadera reserva natural para dichas especies.

En medio de un mundo natural depredado por la intervención humana, la iniciativa ha contribuido a frenar los efectos del cambio climático.

Si esto lo ha conseguido un solo hombre, ¡imagina lo que varios unidos por un mismo fin positivo podemos lograr! La próxima vez que te encuentres a ti mismo criticando lo mal que va todo, acuérdate de la historia de Jadav y recuerda: ¡si el puede, tú puedes! ¡sí! tu puedes cambiar las cosas, tan sólo basta con ¡actuar!


Esta buena noticia ha sido amadrinada por:

Mally C. Blanco de Vizcaya – http://www.terapiahipnosis.com.

¿Y tú, quieres convertirte en madrina o padrino de buenas noticias?…

» ¡Apadrina una Buena Noticia de Cuentamealgobueno.com! «