El “Banquero Espiritual” nos invita a hacer de la Libertad, el Amor y la Creatividad una realidad.

Cambiarnos a nosotros para cambiar el mundo.

En la mañana de hoy en el NESI Forum de Málaga, la estrella indiscutible ha sido Joan Melé, que ha hecho una excelente exposición en la que nos ha invitado a ser más humanos y dejar de un lado el miedo para afrontar lo que realmente nos apasione.

Jay Tomp, miembro co-fundador y coordinador del REconomy Project Totnes, ha sido el encargado de abrir la jornada de hoy con una reflexión: «si queremos cambiar, primero tenemos que cambiarnos nosotros mismos» y una pregunta: «¿la globalización es buena? ¿hay que elegir entre globalización y localización?».

Tras ello, Tomp a dedicado un merecido reconocimiento para los organizadores de este gran evento que «ha tomado mucho trabajo y en él han estado envueltos al menos 100 personas, incluyendo voluntarios a los que no se le pagan», a lo que el público dedicó un fuerte aplauso.

Joan Melé: La transformación personal como motor del cambio que queremos ver en el mundo.

Joan ha comenzado su charla magistral reconociendo que «no sabía que iba a hablar hasta hoy. Después de hacer mi meditación, vi dos noticias: el nuevo atentado en París y un nuevo caso de corrupción». Melé reflexionó entonces sobre los jóvenes que se pasan al ISIS en Europa y los cientos o miles de casos de corrupción que suceden en España.

¿Por qué pasa todo esto? Joan busca soluciones en la educación: «estos políticos o banqueros corruptos eran también niños, ¿cómo estamos educando a nuestros hijos?» y nos invita a reflexionar sobre el mundo “democrático” en el que estamos viviendo, en el que «el 1% de la población tiene el 99% de la riqueza del mundo», por tanto y haciendo un guiño a las decenas de jóvenes que había en la sala les sugirió:

No os adaptéis a esta sociedad porque está enferma, hemos creado un modelo que no es humano, no es una economía humana.

Según Melé, «hemos perdido de vista qué es un ser humano y lo hemos reducido a algo puramente animal. Sobrevive el más fuerte y vamos repitiendo esta hipótesis y dogma que acaba de establecerse como dogma. Vivimos como animales asustados empeñados en sobrevivir y nos hemos olvidado de vivir».

Un ser humano no es un animal, es un ser capaz de tres cosas: en el primer año de vida aprende a andar. En el segundo año a hablar y en el tercero a pensar.

Libertad, Amor y Creatividad.

Por ello, los seres humanos tenemos tres capacidades que nos distinguen de los animales:

  1. La libertad.
  2. El amor.
  3. La creatividad.

Ahora bien, estas son «capacidades que no realidades. El sentido de la vida para mí es convertirlas en realidades», se sinceró Melé, «somos capaces de crear música, poesía». A este respecto, Melé comentaba que «discutía con un profesor de universidad y me decía que somos sólo moléculas y creía que nada tiene sentido. Si es así, ¿por qué no puedo matar a los demás si son átomos? A este profesor le decía, “explíqueme por qué al final de la cadena evolutiva hacemos poesía, música, pintura… ¡porque somos humanos!”».

Así, «el ser humano sale de la necesidad y entra en la libertad. Hacemos esto porque somos libres, es posible un ser humano que piense en la comunidad y que cree, somos capaces de crear y de llevar lo que creamos en lo artístico al campo de la economía».

«Tenemos un problema porque nos guiamos sobre el informe PISA que dice que lo importante es la gramática, las matemáticas y la economía, pero no las humanidades. ¿Para qué sriven? Se llaman humanidades porque nos hacen humanos».

Melé invita a que la educación en España tenga más humanidades.

«”España va mal porque va mal en matemáticas”, es lo que nos dicen, pero ¡los que han hundido este país no eran malos en esto!. España va mal porque no se educa en humanidades. Se enseña a que vayamos a por el mínimo coste, pero cuando le pregunto a un director de una empresa le pregunto ¿cuál es la misión de tu empresa? Pero no sabe responderme».

¿Qué queremos hacer con nuestra vida? Tenemos que hablar de espiritualidad, “un banquero hablando de espiritualidad”. Llevo dos horas cada día meditando y en silencio, porque si no, no me puedo afrontar al mundo.

Joan se ha llevado una de las mayores ovaciones del público que hayamos visto durante el foro cuando afirmó:

La gente libre no tenemos leyes. La oferta, la demanda, nos decía que no era posible, pues ya está hecho. Ya tenemos veintipico oficinas (de Triodos en España).

Melé continuó en el terreno personal, afirmando que:

Si algo tiene sentido y te comprometes es posible.

Por ello, nos invita a «descubrir nuestras capacidades interiores espirituales. Hay que ser libre de miedos, conocer la verdad, entusiasmarse , vivir con entusiasmo con la vida y llevarlo al mundo práctico».

Verdad, Belleza y Bondad.

Volviendo a la educación, «en vez de el informe PISA, ¿por qué no recuperamos valores como los antiguos griegos? Platón hablaba de educar en la verdad, belleza y la bondad. Esto lo he llevado yo a la práctica con los directivos de Triodos».

  • «Verdad significa transparencia, que los de fuera sepan lo que estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo».
  • «Belleza: ¿cuándo algo es bello? Cuando tiene armonía, proporción, es sostenible en el tiempo. ¿cómo llevar esto a la empresa y a la sociedad?».
  • «Bondad. En España decimos eres “bueno”, pobre. “Bueno” significa una persona que es activa, proactiva, que se compromete. Ve alguien sufriendo y dice qué puedo hacer por ti. Dicen que somos la especie más inteligente. ¿Cómo ha cambiado el mundo gracias a ello? Hoy el referente no es esta inteligencia, de lo único que puede presumir es de la bondad, porque la bondad es una capacidad proactiva».

De nuevo dirigiéndose al público más joven de la sala, les invito a «no vender vuestras capacidades por un salario», poniendo el ejemplo de una chica de Guatemala que conoció y dejó su trabajo porque no se sentía a gusto y se dedicó a trabajar en una ONG.

Melé también nos advertió sobre la amenaza del “posthumanismo” que «ya tiene una realidad y es que quiere eliminar el ser humano. Modificar genéticamente el ser humano ¿a imagen de quién? Implantar chips en el cerebro y conectarnos al big-data. Están hablando de eliminar al ser humano y esto es un riesgo».

Dejar de tener miedo. Dejar de ser “personajes” y ser personas.

Joan explicó que en una charla en Barcelona con profesores, debatieron el tema «¿qué podemos hacer para mejorar el mundo? Yo le recomiendo a todos ustedes que se levanten cada día media hora antes y se dediquen a la meditación y a temas espirituales. Dedica una hora cada día a ser tú, para que el que esté aquí seas tú y no un personaje».

¿Somos personas o personajes? Decidí empezar el proyecto de banca ética sin miedo, perdí el miedo. Dejé el miedo, dejé de ser un personaje.

«En mis cursos y talleres de conciencia, invito a los asistentes a que escriban en un papel “¿cómo te gustaría ser como persona?”. Dedícate un tiempo cada día y esfuérzate en cambiar cómo eres a cómo te gustaría ser, es lo que les digo».

Que tu trabajo sea el reflejo de tu esencia, de tu ser. No una relación de poder o de mando, de igual a igual, de amor. Amor es interesarte por cualquier ser humano, conocer al otro ser humano.

Comprométete con el cambio en el mundo.

Joan puso el ejemplo de un niño pequeño que se pone de pie y nos invitó a «andar a cuatro pata y siéntanse cómo anda un perro. Al andar a dos patas nos hemos liberado, con las manos creamos lo que necesitamos».

«El segundo año de vida aprendemos a hablar, intercomunicamos el mundo interior con el exterior. Nos conocemos a través del habla. Al estar en pié, el cerebro se convierte en un órgano para pensar y pensar nos puede hacer libres. En la vida nos dedicamos a vivir como animales pero olvidamos todo esto. Quizás en la vida privada, algunas personas practican algo de religión pero nada más. Esta esquizofrenia nos lleva al desastre».

Ser coherentes.

Melé prosiguió invitándonos actuar consecuentemente: «la gente me dice que me apoya, se acerca alguien a mí y me dicen: “Melé, yo te apoyo”, pero le pregunto y no se ha hecho cliente de Triodos. El mundo no cambia porque no somos coherentes. No tenemos el coraje de buscar esta verdad, voy a ser yo mismo». 

«¿Qué es esa coherencia¿: donde esté, la nueva economía humana debe salir de verdaderos seres humanos y para que esto sea posible debemos cambiarnos nosotros mismos y cambiar la educación».

 

Joan Melé es conferenciante y formador sobre valores, fundador de la empresa Taller de Conciencia, miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank, Asesor de la Cámara de Emprendedores y Empresarios de Cataluña, promotor de la banca ética en España y Latinoamérica y autor de los libros Dinero y conciencia y La Economía explicada a los jóvenes.

Economía del Bien Común.

La siguiente charla de la mañana ha sido la de Christian Felber, Fundador del movimiento internacional de la Economía del Bien Común, quien como buen bailarín de arte contemporánea, lo primero que hizo al subir al escenario fue hacer varias piruetas:

Tras ello preguntó al público: «estáis listos para un sistema de comercio mejor? ¿Estáis listos de verdad?» y explicó que «millones de nosotros hemos dado el paso en contra de las redes de juego, como por ej., las manifestaciones en Berlín donde millones protestaron en contra de los tratados de comercio con Estados Unidos y Canadá».

Felber explicó que estuvo en Cancún y México, donde millones de personas que son agricultores de grano, de arroz e iban en contra del comercio libre y tras ello expuso los dos extremos que actualmente hay en mercado: «los proteccionistas y los que defienden el mercado libre».

«¿Qué significa comercio libre? Significa que cuanto más mejor, lo que convierte al comercio en un fin en sí mismo. Si destruye el medioambiente, no importa. El proteccionismo: igual. Se convierte en un fin. Protegemos todo hasta que cerramos. ¿Por qué estamos obsesionados con términos que son absurdos?».

Para Felber, la solución está en el punto medio: «Mejor estar en el medio, como por ej. Comercio ético, que me gustaría definir no como un fin en sí mismo, es un instrumento que sirve para metas muchas más elevadas: derechos humanos, desarrollo sostenible, cohexión social, igualdad de género… estos son los valores que el comercio debería servir».

Christian defendía la “localización“: «yo creo en la libertad, no deberíamos imponer a cualquier país que no pueda abrir o cerrar su economía. La localizaión no es un fin en sí mismo. Lo local debería ser lo que ganara, debemos dar prioridad a lo local. A lo global debería ir aquello que no podamos tener a lo local, ej.: las especias, pero comerciarlas de forma global pero con control democráctico de la economía».

«Podríamos reescribir las reglas de juego del comercio internacional. Proponemos que vosotros seáis una asamblea en vuestra comunidad y hablar de las diez o veinte reglas de juego del comercio internacional que queréis y no habléis de los detalles, sino de lo más importante. ¿Queremos seguir en post del comercio ético? Si las personas pudieran decidir en las reglas de juego del mercado internacional, el procedimiento permitiría elegir como las “tapas”, tener varias alternativas».

DIÁLOGO: ¿Cómo lograr los objetivos de desarrollo sostenible?

Por último, los dos conferenciantes se unieron al debate sobre el desarrollo sostenible que ha moderado Eliza Anyangwe, directora de medios de TheRules.org y en el que también han participado Katherine Trebeck, investigadora principal de Oxfam GB, y Albert Cañigueral, fundador de ConsumoColaborativo.com.

La moderadora, tras decidir tirar el guión y seguir un debate más improvisado, le ha dado el turno a Katherine Trebeck que comenzó hablando de la importancia de dar el poder a las mujeres: «Vemos desigualdad en el negocio y comercio global. Vemos una confluencia muy importante de las reglas de juego, no debemos dejar a nadie detrás. Los negocios que están diseñados para dejar a la gente y a las comunidades detrás, que están preparados para quitar el dinero a los productores, agricultores, para llevarlo a los directivos, están en la desigualdad. Hemos de volcar las mesas de esas empresas para cumplir los objetivos del desarrollo sostenible».

«Las mujeres deben estar al frente de la nueva economía. Siempre estamos al final de la cadena, la mayor cantidad de personas que están en la pobreza son mujeres y tenemos mucho menos derechos y poder. Una nueva economía tiene que tener a mujeres que empoderen su visión y tienen que liderarla las mujeres».

Cuando las mujeres luchan y se unen, lo imposible puede ocurrir.
—Katherine Trebeck

Albert Cañigueral: «quizás el enfoque femenino puede ayudar en ese liderazgo. No se trata de confrontar cosas, sino crear alternativas mejores. Ej.: los derechos de copyright y la creación conjunta: en lugar de luchar, se ha creado un nuevo sistema para compartir contenidos, el conocimiento abierto. No es luchar contra los copyright, es un renacimiento de las redes de conocimiento para compartir mejor».

«Yo soy un tío superlocal, vengo de Barcelona y tenemos este nuevo gobierno en la ciudad y se han hecho redes y acuerdos de comercio con ciudades concretas como Roma o París. Entre ciudades podríamos encontrar rutas comerciales mejores directamente, desde la soberanía local. Hay una nueva ola a nivel local que podría concretarse a nivel global».

Albert también lanzó una pregunta al aire: «¿cómo podemos usar la tecnología para aprender del impacto que consiguen y usar las plataformas para lo bueno? Usando mecanismos de inteligencia artificial para escalar este sistema económico».

Pregunta: ¿Hay algún ejemplo de nueva economía que quisieras compartir?

Albert Cañigueral: en BCN me gusta el crowdfunding para co-beneficios, de fuente abierta, se usa en muchas ciudades y tiene algo interesante que es el “muchfunding”, que se reciben subvenciones. Creative Commons es una solución para crear. Al hacerlo en abierto no se trata de copiar, sino de inspirar a otras personas.

Pregunta: hay un peligro de que coexistan en paralelo los dos sistemas y que el sistema “malo” continúe. ¿Queremos que continúe el sistema antiguo? ¿Cómo empezamos ese cambio?

Katherine Trebeck: «crear una nueva alternativa es vital. Tenemos que ser activistas, hay que mostrar lo que el cambio puede ser, pero tenemos que presionar a las autoridades. Hay que hacer campañas, demostraciones, unirnos a las protestas, llamar, pedir explicaciones, porque sino no vamos a tener ninguna oportunidad».

Albert Cañigueral: «hay que descentralizar, no buscar la perfección, mejor hacer cosas y pasárnoslo bien».

Christian Felber: «necesitamos crowdfunding, usar herramientas de software libre y debemos preguntarnos quienes son los guardianes de la construcción global. Las mujeres son más confiables y quizás deberían ser guardianes de las constituciones. La marcha de las mujeres va en contra de Trump, pero quizás se necesaria también una marcha de mujeres para cambiar el tratado de comercio o el acuerdo de Lisboa. La economía del bien común empieza desde abajo. La visión y la ambición debe ser global y no solamente impactar a un nivel local, sino global».

¿Cómo catalizar el cambio? Joan Melé responde…

Pregunta: Si tenemos un factor que inicia esto, una chispa, ¿cómo podemos cambiar esto? ¿Cómo catalizar el cambio?

Joan Melé: «la chispa para el cambio la puede producir cualquiera de nosotros en cualquier momento».

Tenemos que crear una red mundial de consciencia para darnos un apoyo mutuo. Criticamos a los bancos y a las multinacionales, pero seguimos comprando.

Melé puso como ejemplo una conocida marca de ropa «cuyo jefe es un gallego que es uno de los hombre más ricos del mundo» y en cuyas cadenas de ropa «jamás compraré una prenda» reconoció Joan, con el fin de no contribuir a la explotación laboral.

«Soy partidario de recuperar las espadas espirituales y entrar en combate, difundir qué bancas debemos usar y qué no, qué marcas podemos comprar y qué no en esta nueva red mundial de conciencia. Las grandes multinacionales se ayudan entre ellos. Los que estamos luchando por un mundo diferente no lo hacemos.

Es hora de crear una red de consciencia y ser consecuentes.

Tras finalizar el debate, Joan Melé nos ha concedido una entrevista para los lectores de Cuentamealgobueno, que publicaremos cuando finalice el Foro NESI.


Esta buena noticia ha ha sido amadrinada por:

Rosa Mary de Torres de Las Palmas – http://www.somosuno.es.

¿Y tú, quieres convertirte en madrina o padrino de buenas noticias?…

» ¡Apadrina una Buena Noticia de Cuentamealgobueno.com! «