Otra moda sí es posible

Veganized: ropa sostenible, orgánica, upcycle, vegana y procedente de comercio justo

Esta tarde hemos acudido a la charla Otra moda es posible dada por Ulrich Müller de Veganized celebrada en el patio de la sede de Triodos Bank, Málaga.

Esta tienda online de “ropa no tóxica”, creada por Müller y su mujer, Mellany, es el primer concept store abierto en Málaga de ropa con estilo, sostenible y proveniente de comercio justo.

En la charla, Ulrich nos ha expuesto la situación actual del sector textil en el mundo y en particular en España, las diferencias entre la fabricación “tradicional” de ropa y nos ha mostrado que es posible vestirse con otro tipo de ropa más sostenible, ecológica y de orígenes justos.

La charla comenzó con la intervención de María Macías, Directora de esta oficina, con la una reflexión sobre los tres usos del dinero y la implicación de la banca ética en ellos:

  1. «El dinero sirve para consumir y la banca ética nos invita a consumir de forma sostenible y responsable».
  2. «Ahorrar: ¿dónde ponemos nuestros dinero cuando no lo usamos? Podemos destinar nuestros ahorros a financiar proyectos culturales, medioambientales o que tienen un fin social positivo», que es lo que hace esta entidad bancaria.
  3. «Donar. Desde Triodos Bank también promovemos el donar, algo que fomentamos desde nuestra Fundación Triodos y a través de nuestros productos bancarios, fomentamos que nuestros clientes donen con intereses de depósitos a ONGs. También con planes de pensiones, a través de traspasos, se dona a CEAR (Comisión de Ayuda al Refugiado) así que sí, se puede también promover la donación desde la banca».

Ropa “sostenible” y “fashion”

Müller comenzó su intervención explicando que tanto ella, como su mujer y socia, provienen «del “lado oscuro”, de multinacionales relacionadas también con la moda. Hubo un momento en el que nos preguntamos “¿cómo consiguen una prenda que se vende por 10€?, ¿hay explotación infantil detrás de ello?”.

 

Como no hay transparencia, decidimos crear una tienda de ropa sostenible y comercio justo, abriendo así el primer  concept store en Málaga, que además vende ya al extranjero.

Nuestra ropa es sostenible, pero también “Fashion”. Mellany es también parte de otro movimiento revolucionario: “Fashion Revolution”, que busca luchar contra lo que se conoce como “Fast Fashion”».

Explotación en el sector textil

Ulrich continuó recordando que «la explotación en el sector textil tiene una larga tradición. Es una “esclavitud moderna”. Todo empezó en el año 95 con el acuerdo multifibras, en el que grandes marcas acordaron subcontratar en Asia, Sudamérica o Marruecos, donde muerte y tejido son sinónimos. Esta explotación afecta a toda la cadena de producción, desde la materia prima hasta el producto final.

El algodón, por ejemplo, es una de las fibras más utilizadas y sin embargo ha sufrido una gran depreciación, ya que hay un mercado de opciones a futuros sobre él, pero normalmente los contratos se cancelan antes, afectando directamente al agricultor».

Algunos datos sobre la industria textil…

Müller expuso algunos de los datos actuales sobre el sector textil, como los siguientes:

Gasto medio de ropa en España

En España el gasto medio anual por persona en ropa es de 437€/año. En el resto de Europa el gasto es mayor.

Grandes empresas no ofrecen salarios dignos

Ninguna de las cincuenta principales empresas textiles del mundo ofrecen salarios dignos a sus productores.

%

Del mercado textil mundial en manos de grandes empresas

El 40% del mercado textil mundial está en manos de grandes multinacionales.

%

De grandes multinacionles en países desarrollados

En el caso de páies desarrollados como Reino Unido, las multinaciones llegan a copar el 80% de las ventas de productos textiles.

«España es —prosiguió Ulrich— sede de Inditex, una de las empresas textiles más importantes del mundo. Su modelo de negocio se basa en el mencionado concepto “Fast Fashion“, es decir: comprar y tirar.

El sector textil es uno de los que más fielmente reproducen el modelo puramente capitalista: producir en países emergentes y vender en el mundo “desarrollado”.

Así, una familia dedicada a trabajar para una de estas multinacionale textiles en países en vías de desarrollo subsiste con menos de 1$ al día. 21 millones de personas son la que trabajan en condición de semiesclavitud, siendo el 80% de ellas mujeres y estando muy presente el trabajo infantil.

Aquí está —dijo Müller señalando a una pequeña en la sala— una de mis hijas y no quiero que trabaje en una fábrica, por eso no voy a contribuir a que se fabrique en lugares donde haya explotación infantil».

Ropa y salud

«La ropa también puede afectar a la salud —prosiguió Ulrich— tanto a los que la producen como a quien se la pone. Se hace ropa con fibras artificiales que provienen del petróleo y hay procesos productivos muy perjudiciales para la saludo, como el “sandblasted” (arenado o chorro de arena a presión), que si no se realiza en una atmósfera protegida afecta a los pulmones de los trabajadores.

El 95% del curtido de cuero se hace con Cromo 3, que luego se convierte en Cromo 6 y que es muy tóxico. Los zapatos normalmente no se lavan, por lo que lo químico también pasa a nuestro cuerpo».

Del “Fast Fashion” al “Slow Fashion”

«Para que ese futuro cambie hemos venido nosotros. Queríamos poner nuestro granito de arena, ofrecer una alternativa ética. Así, toda nuestra ropa es:

  • 100% ecológica.
  • 100% de comercio justo
  • 100% vegan.
  • 100% fashion.

También trabajamos con ropa Upcycle, que es aquella que proviene de materiales reciclados, como poliester reciclado».

No nos importa de dónde es la marca, sino cómo está hecha.

«¿Cómo controlamos que sea realmente de comercio justo o ecológico?, Sólo admitiendo proveedores con certificados independientes y ante la duda de si una marca es o no 100% sostenible: no la incorporamos».

Algunos ejemplos de ropa y calzado eco…

Ulrich nos puso algunos ejemplos de prendas y calzado de marcas como Ethletic, que fabrica unas zapatillas deportivas (tipo Converse) pero hechas de algodón orgánico de la India, con suela de caucho natural procedente de bosques protegidos de Sri Lanka: «tienen el mismo precio que las Converse pero son ecológicas y de comercio justo»

La ropa sostenible no tiene por qué ser más cara que la ropa fast fashion.

También mostró unos zapatos para señora alternativos al cuero, hechos de corcho o unas botas de políester reciclado marca NOAH. Nos habló de nuevos materiales como el Tencel, una fibra de madera de eucalipto que se utiliza en las camisetas funcionales.

Incluso hay ropa interior, marcas como Vatter ofrecen alternativas éticas para las prendas más íntimas hechas de algodón orgánico: «estas prendas sí pueden ser algo más caras, pero te duran más tiempo», exponía el alemán afincado en Málaga.

No sólo vender: concienciar

Ante la pregunta de una de las asistntes sobre el perfil del cliente que entra a esta tienda, Müller explicó que «es muy diverso: entra gente muy concienciada que ya viene informada, pero también muchos clientes entran a la tienda símplemente porque  les gusta la ropa del escaparate. Aquí es cuando aprovechamos para concienciar, porque también es una labor muy importante para nosotros el formar y concienciar a nuestros clientes.

Al estar en el centro de Málaga, tenemos muchos clientes extranjeros y normalmente están muy concienciados, pero también viene cada vez más gente local».

Al tener una tienda online y física, le preguntamos sobre cómo compaginaban ambas y el cofundador de Veganized nos explicó que ambas vertientes funcionan bien, pero que cree que «para la moda es muy importante poder ver y tocar la ropda, por eso creo que las tiendas locales de moda no van a morir por el ecommerce».

Fashion Revolution

Como concept store vegano y de comercio justo, Veganized participa del movimiento Fashion Revolution, creado en 2013 a partir del accidente de la fábrica de Bangladesh.

Desde entonces y coincidiendo con la conmemoración de esta tragedia, se celebra cada primavera en diferentes partes del mundo un homenaje a la Slow Fashion para concienciar a las personas.

«Nosotros hacemos un fotocol de la gente vestida con la ropa del revés, de forma que se pueda ver la etiqueta de la marca. Luego todas estas fotos las mandamos a las correspondientes cadenas de ropa (Zara, Mango, HM…) preguntándoles: “¿Quién hizo mi ropa?”, de esta forma ayudamos a concienciar.

 

Más información sobre Veganized…


Esta buena noticia ha ha sido amadrinada por:

Matilde de Torres Villagrá de Málaga - “Desde el vacio”.

¿Y tú, quieres convertirte en madrina o padrino de buenas noticias?...

» ¡Apadrina una Buena Noticia de Cuentamealgobueno! «