• La muestra del periodista, fotógrafo y escritor onubense Luis Benítez Delgado se enmarca en el programa “Correos con el arte”.
  • Podrá visitarse hasta el 16 de noviembre en la oficina principal de Correos Huelva.
  • La empresa postal ha emitido también 300 tarjetas postales prefranqueadas para promocionar esta exposición.

La exposición fotográfica “La vuelta al mundo en 80 sueños”, obra del periodista, fotógrafo y escritor onubense Luis Benítez Delgado, se encuentra expuesta en la oficina principal de Correos de Huelva, situada en la Avenida de Italia, nº 10.

La exposición fotográfica “La vuelta al mundo en 80 sueños”, obra del periodista, fotógrafo y escritor onubense Luis Benítez Delgado

La muestra fue inaugurada en un acto celebrado en la propia oficina postal, con la presencia de su director, Manuel J. Gil Sevillano, y el autor de las fotografías.

La exposición, que podrá visitarse hasta el 6 de noviembre, consta de una selección de imágenes de recorridos por Asia, América y África, enmarcadas en un proyecto de más de dos años y medio de viajes con el propósito de investigar el modo en que seres humanos sueñan.

Tomar conciencia de otras realidades de nuestro mundo

Además, tiene el objetivo de que el espectador tome conciencia de las realidades en otras partes del mundo en condiciones muy diferentes a las de nuestro entorno.

Exposición fotográfica “La vuelta al mundo en 80 sueños” en Huelva

Correos ha emitido también 300 tarjetas postales, prefranqueadas con la “tarifa A” para envíos nacionales, para promocionar esta exposición que es la segunda que acoge su oficina principal en Huelva.

De esta forma, la Compañía contribuye a la difusión de la cultura mediante la puesta a disposición de sus instalaciones a artistas y artesanos locales en la organización de exposiciones gratuitas como ésta.

Con el programa “Correos con el arte”, la empresa postal y de paquetería acerca el arte a los ciudadanos que visitan cada día sus oficinas.

Para clientes, vecinos y visitantes, es una oportunidad de poder admirar arte al mismo tiempo que realizan cualquiera de las gestiones cotidianas habituales en una oficina postal, como enviar una carta, recoger un paquete, enviar dinero, recargar el móvil, o pagar el recibo de la luz o del teléfono.