• Estudiantes de distintas comunidades españolas han participado en un encuentro virtual para hablar de qué sienten y qué han aprendido de la Covid-19.
  • La iniciativa forma parte de un programa de la organización Scholas Ocurrentes.
  • A través del evento, se pretende dar voz a los más jóvenes, así como escuchar sus aportaciones para solucionar los retos de la pandemia.

Jóvenes estudiantes de la ESO y Bachillerato se han reunido para hablar, desde su propia experiencia, sobre lo que han aprendido durante la pandemia. Así, el evento virtual ha contado con un total de 150 participantes, procedentes de Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid.

Dicho encuentro se ha celebrado en el marco del programa ‘La pandemia nos enseña…‘. Organizado por la fundación pontificia Scholas Occurrentes en España, conocida como ‘las escuelas del Papa’. Igualmente, ha contado con la colaboración de la Consejería de Educación de Madrid, el Ministerio de Educación y el apoyo del Banco Santander.

Jovenes pandemia 1

Jóvenes españoles participaron en una inciativa de la Fundación Pontifica Scholas Ocurrentes | Foto:Scholas Ocurrentes

Las opiniones de los más jóvenes sobre la pandemia

Según sus impulsores, el proyecto da voz a los jóvenes. Y es que nos encontramos en un tiempo en el que se les exige mucho, pero hay poca disposición para escuchar qué sienten, qué quieren decir y cómo pueden aportar soluciones a los retos que la pandemia ha impuesto a sus vidas y a sus familias.

De este modo, los menores españoles compartieron un “zoom” con jóvenes de Italia, Argentina, Portugal, Colombia, Panamá, México, República Dominicana y Chile.

“El virus cambió nuestra vida y sin saberlo nos volvimos nuevas personas, aprendimos a valorar los momentos, circunstancias y personas. No era algo que nosotros quisiéramos, pero que surgió de repente, como una llama ardiente”, aseguró uno de los jóvenes.

“Tal vez nuestros hijos lleguen a estudiar todo lo que vivimos en esta pandemia, pero lo que nosotros les vamos a enseñar a ellos después es que a pesar de nuestra situación social, nuestro estatus, país, raza o cualquier diferencia singular que tengamos, todos estamos juntos en esto, que tenemos amor para dar, ideas similares y muchas más cosas que nos conectan y no sabemos. Todo puede pasar, y aunque sea algo malo, todos estamos juntos”, añadió otro estudiante.

“Recordé que la familia también es importante y empecé a hablar en vez de estar distante, y cuando salí a ver la luz me encontré con las tinieblas”, concluye otro participante en el encuentro.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR